Fintechs chilenas fomentan banca abierta

Por
Miércoles 13 de marzo, 2019

Los bancos y fintechs están formando alianzas en América Latina, pero la colaboración todavía no es generalizada.

Sin embargo, a pesar de la reticencia en algunos sectores, sus futuros podrían estar vinculados de manera inextricable.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Al unir fuerzas con las fintechs, los bancos pueden desarrollar sus músculos digitales de manera rápida y eficiente, no solo para satisfacer las demandas de los consumidores de hoy, que son expertos en tecnología, sino también para prepararse para la posible incursión de una bigtech en el área de servicios financieros en la región.

Luego, está la banca abierta, en que los bancos permiten que los clientes compartan de forma segura sus propios datos de transacciones con terceros, los que, a su vez, pueden usarlos para ofrecer soluciones innovadoras y personalizadas.

En palabras de la firma de abogados Pinsent Masons: "La banca abierta ofrece grandes oportunidades para todo tipo de negocios, incluidos los bancos y fintechs, para innovar, fortalecer las relaciones con los clientes y obtener una participación en los nuevos mercados de servicios y productos financieros emergentes".

El Reino Unido, pionero a nivel mundial de este fenómeno, ya está implementando la banca abierta y hay rumores sobre la banca abierta en América Latina. La asociación FinteChile está acentuando su atención en la banca abierta y la evangelización de sus beneficios, entre los que se cuentan una reducción de los gastos bancarios para los clientes y un mayor nivel de inclusión financiera.

Más allá de educar al público, trabajar con legisladores, generar confianza en la tecnología y sentar las bases reglamentarias necesarias para el surgimiento de tal ecosistema, la colaboración es, una vez más, vital.

El director ejecutivo de FinteChile, Ángel Sierra, dijo a BNamericas que "la colaboración es muy importante, porque más allá de open banking, el futuro de la industria financiera apunta a una interconexión y convergencia entre los bancos y las fintechs a través de API u otros sistemas".

Esta opinión es compartida por Pinsent Masons: "La colaboración entre bancos y fintechs será vital para el futuro de la banca abierta".

Sierra dijo que, en algún momento, los bancos y las fintechs en de Chile deberán sentarse a la mesa a negociar. "La realidad es que previamente o durante este proceso, las instituciones financieras tradicionales y las fintechs van a tener que hablar, dialogar, construir, negociar, y ese proceso requiere cooperación y entendimiento mutuo. Así que es muy importante que exista una buena predisposición y una apertura hacia la colaboración de cada una de las partes".

"Hoy, no sabemos cuál es la percepción de los bancos ya que open banking todavía no está en su radar. Lo que sí sabemos es que hay una reticencia con respecto a la regulación fintech, así que queda un importante camino que recorrer en el cual la banca se tiene que dar cuenta que con las fintechs pueden colaborar y establecer alianzas que beneficiarán a todo el mercado y los clientes".

Durante un punto de prensa sobre banca abierta, Sierra dijo que las autoridades tienen un papel esencial que desempeñar en el proceso. En Occidente, el Reino Unido, EE.UU. y en toda América Latina, el gobierno tiene que hacer que esto suceda, afirmó. Chile quiere convertirse en un centro de servicios financieros de la región, y Sierra dijo que la banca abierta debiera ser parte de su estrategia asociada.

Al cierre de esta edición, BNamericas no había podido contactarse con la asociación bancaria chilena, ABIF, para conocer sus impresiones.

En Chile, el área de banca abierta ha avanzado. FinteChile está formando alianzas con terceros, entre ellos la consultora británica de banca abierta Open Vector, señaló Sierra.

Asimismo, el peso pesado local Banco Bci trabaja con API, mientras que la aplicación española de administración de finanzas personales Fintonic ya aterrizó en el país. Si bien no es una aplicación de banca abierta, tiene características similares, ya que permite que el usuario monitoree sus diversas cuentas bancarias en un solo espacio digital.

En el resto de Sudamérica, Colombia Fintech firmó un memorando de entendimiento con Open Vector para conocer las mejores prácticas reglamentarias, mientras que en Brasil, el Banco Central trabaja en el área.