COMUNICADO DE PRENSA

Fitch: Exposición cambiaria de empresas argentinas varía mientras economía se debilita

Por
Miércoles 05 de septiembre, 2018

* Este comunicado fue traducido por un sistema automático

Por Fitch

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

4 de septiembre de 2018

Chicago — La actual crisis financiera de Argentina tendrá un efecto adverso en todas las empresas argentinas y podría dar lugar a acciones de calificación negativas, según Fitch Ratings. Sin embargo, la depreciación de la moneda por sí sola tendrá un efecto mixto debido a la composición variable de las obligaciones de deuda y los diferentes niveles de descalce de costos e ingresos denominados en pesos argentinos.

Consideramos que algunas empresas son susceptibles al deterioro material en las métricas de apalancamiento y cobertura de intereses y otras están posicionadas para una mejora moderada.

El peso argentino se ha depreciado precipitadamente desde el año fiscal 2017, perdiendo más de la mitad de su valor frente al dólar estadounidense.

La depreciación de la moneda ha llevado a grandes aumentos de las tasas de interés, más recientemente al 60% desde el 45%, mientras que una inflación mucho más alta es probable durante el resto de 2018 y 2019. La economía parece que se va a cerrar en 2018 y las perspectivas de recuperación son inciertas. La creciente inestabilidad económica, el debilitamiento de la demanda en medio de la recesión económica y la alta inflación están contribuyendo a un entorno operativo más difícil para las empresas argentinas. Nuestro evaluador de riesgo cambiario, como se destaca en el informe especial 'Enfoque: liquidez de empresas argentinas y exposición cambiaria por emisor' evalúa la exposición a la crisis del peso estimando la proporción relativa de deuda en moneda extranjera (FC) y en moneda local (LC) y costo de operación. Los sectores más expuestos, basados ​​en la emisión de deuda transfronteriza durante 2017, incluyen energía y servicios de electricidad, alimentos, bebidas y tabaco, bienes raíces y materiales de construcción y construcción. Sin embargo, alrededor de USD7 mil millones del universo de Fitch de aproximadamente USD13 mil millones de vencimientos de bonos transfronterizos vencen en 2023 o más adelante, lo que limita el riesgo de refinanciamiento a corto plazo.

Las empresas con la mayor exposición son Mastellone Hermanos y la Compañía Latinoamericana de Infrastructura y Servicios (CLISA), que tienen casi el 100% y el 60% de la deuda, respectivamente, denominados en dólares estadounidenses. Anticipamos que el apalancamiento neto para estas compañías podría aumentar 1.0x, o más, si el peso sufre una disminución del 50% en el valor. La cobertura de intereses podría disminuir al menos 0.5x.

Los emisores mejor posicionados para la crisis cambiaria de Argentina tienen ingresos significativos en, o vinculados a, el dólar estadounidense y / o un gran porcentaje de los costos en pesos. Sin embargo, existe incertidumbre para los emisores de energía que se benefician de la depreciación del peso debido al nivel desconocido de traspaso de aumento de precios de los hidrocarburos a los usuarios finales. La mayor dependencia de los subsidios gubernamentales para financiar el déficit causado por la disparidad entre las tarifas en pesos cargadas a los usuarios finales y las tarifas vinculadas en dólares estadounidenses pagadas a las empresas generadoras es un riesgo clave para los servicios públicos. Esto podría resultar en proporciones más débiles que las estimadas actualmente.

Las calificaciones crediticias para las empresas argentinas se agrupan en la categoría 'B' con solo CLISA con Rating Watch Negative (RWN) y CGC con una perspectiva negativa. Fitch revisó el Outlook de Calificación de 17 de 19 emisores corporativos transfronterizos no financieros con calificación pública a Estable desde Positivo luego de su acción de calificación de mayo de 2018 sobre la Calificación Soberana de Argentina. Los LC IDR de cuatro empresas de servicios públicos de Argentina también se degradaron a 'B' con Outlook Estable de 'BB-' con RWN en agosto de 2018.

El bajo apalancamiento, los vencimientos de deuda extendidos y un alto nivel de efectivo en dólares estadounidenses, o la diversificación geográfica, pueden ayudar a mitigar el riesgo de crédito para algunos emisores. La cobertura efectiva también puede limitar la exposición.