Bajo la lupa: Yucatán marca presencia en atlas eólico mexicano

Por
Miércoles 18 de octubre, 2017

Yucatán se incorporará al atlas eólico de México en 2018 cuando comience a operar el primer parque del estado en el segundo trimestre.

El secretario estatal de Desarrollo Económico, Ernesto Herrera Novelo, declaró a los medios locales que Dzilam Bravo, la planta que Eólica del Golfo I tiene en construcción, ya suscribió acuerdos de compraventa de energía con el operador de la ferrovía interurbana Ciudad de México-Toluca y la cadena de salas de cine Cinépolis.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

La planta es construida por Vive Energía, con sede en Ciudad de México, y será operada por Energía Renovable de la Península, que se adjudicó un contrato de generación en la primera subasta nacional de suministro en marzo de 2016.

CONTENIDO RELACIONADO Un vistazo a la expansión eólica de México de cara a 2020

Otros parques eólicos de Yucatán que obtuvieron contratos en la subasta son Chacabal, Chacabal II y Tizimín.

El gobierno estatal informó a fines de septiembre que habían llegado a la península los primeros aerogeneradores para Eólica del Golfo I.

El presidente ejecutivo de Vive Energía, Benigno Villarreal del Río, señaló al periódico El Financiero en septiembre que las 28 turbinas de la planta de 70MW se someterán a pruebas a fines de este año y que el proyecto registra un avance de 70%.

[GRAFICO:FIGURA:ID_707_1508337059878]

Vive Energía, que desarrolla 600MW en proyectos eólicos en México, formó una sociedad estratégica con el proveedor chino de turbinas Envision Energy, según el sitio web de la primera, y ambas compañías apuntan a crear una cartera eólica de 1,5GW en el país.

Sin embargo, Eólica del Golfo I ha encontrado oposición de los grupos ambientalistas locales, que criticaron el proyecto cuando se anunciaron por primera vez los planes en 2013, informaron medios del área en la oportunidad. La agrupación de derechos ambientales Cemda presentó un informe que advierte de los riesgos para los habitantes, la flora y la fauna de la zona, según el semanario informativo Proceso.

En julio un grupo local protestó frente al municipio de la localidad de Motul contra los parques Chabacal I y II, construidos por Aldener, filial de energía renovable de la española Aldesa.

Julio César Balam Escamilla, asesor de los agricultores locales conocidos como ejidatarios, declaró a El Diario de Yucatán que unos 600 locatarios se oponen al complejo eólico ante eventuales repercusiones sobre el ecosistema y los recursos naturales de la zona.

La Asociación Mexicana de Energía Eólica (Amdee) estima que la capacidad eólica en el estado alcanzará 220MW a fines del próximo año y sumará sobre 2GW en 2020.