Brasil en la cúspide de inversión nuclear con US$6.500mn

Por
Lunes 19 de noviembre, 2012

Las inversiones en proyectos de energía nuclear en Brasil superarán los US$6.500mn hacia el fin de la década, dijo a BNamericas la Asociación Brasileña de Energía Nuclear (ABEN).

El presidente de la ABEN, Edson Kuramoto, señaló que la industria ha mostrado una plena recuperación después de la publicidad negativa derivada del desastre de Fukushima, en Japón, registrado el año pasado.

Brasil tendrá al menos cuatro instalaciones de generación nuclear antes del 2030. Uno de los proyectos en ejecución es la central Angra 3 en el estado de Río de Janeiro, con la cual la capacidad nuclear instalada del país pasará de 1,99GW a 3,40GW hacia el 2016.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

"El área nuclear en Brasil es amplia, cubre generación de energía eléctrica, producción de radiofármacos y radioisótopos, además de todo el ciclo de combustible", señaló Kuramoto.

"También hay inversiones en instalaciones de enriquecimiento de uranio, gasificación y producción de minerales de uranio.

"El proyecto submarino nuclear está a toda marcha, con la construcción del reactor de instalación de prueba que se usará en el submarino".

Kuramoto sostuvo que la industria se ha recuperado con fuerza tras el terremoto de 9,0 grados de magnitud en la costa este de Japón, que provocó el colapso de los reactores de Fukushima.

Si bien el incidente hizo que Alemania, Suiza e Italia abandonaran sus iniciativas de energía nuclear, Brasil no tiene esa idea.

"El accidente sí tuvo consecuencias, pero en mucha menor medida que lo que anticipaban los analistas", indicó Kuramoto.

"Han transcurrido más de 20 meses y muchos países han anunciado la construcción de nuevas plantas, mientras otros han decidido iniciar programas nucleares".

"La conmoción se ha diluido y el nivel de crecimiento anterior a Fukushima está retornando. Si no fuera por la crisis económica mundial, el crecimiento en la industria sería aún más pronunciado ahora que antes del accidente".

Según Kuramoto, la expansión de la energía nuclear representará un reforzamiento fundamental para la matriz energética brasileña.

"Debido al agotamiento del potencial hidroeléctrico que el país experimentará a partir del 2030, la participación de las centrales hidroeléctricas a gran escala aumentará, al igual que las nuevas oportunidades para las centrales nucleares", indicó.

"La energía eólica depende de una fuente intermitente y, por lo tanto, no aporta mayor seguridad al sistema eléctrico nacional. Pero son complementarias y se utilizarán.

"De la misma manera se aprovecharán otras fuentes renovables de manera inteligente, lo que garantizará la confiabilidad de la red".