Brasil necesita de forma urgente pequeños proyectos hidroeléctricos, advierte consultor

Por
Viernes 07 de diciembre, 2012

El regulador brasileño del sector eléctrico, Aneel, debe aprobar urgentemente más de 7GW en pequeños proyectos hidroeléctricos a fin de evitar una crisis energética inminente, dijo a BNamericas un consultor del sector.

El presidente de la consultora con sede en Curitiba Enercons, Ivo Augusto de Abreu Pugnaloni, señaló que la dependencia de Brasil de las grandes centrales como la represa de 14GW Itaipú, ubicada en la frontera entre Brasil y Paraguay, es insostenible.

"Brasil tiene el mayor potencial hidroeléctrico del mundo en terrenos accesibles, [sin embargo] tenemos proyectos hidroeléctricos que han quedado de lado", sostuvo Abreu.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

"Es urgente que la Aneel autorice más de 7GW en propuestas de pequeños proyectos hidroeléctricos que han presentado inversionistas privados. Estos inundan menos de 1,5km2 y se ubican cerca de centros de carga, por lo que usan líneas de transmisión cortas que pueden proporcionar más anillos de conexión al sistema, lo que mejora su confiabilidad".

Según la plataforma liberalizada de transacciones BRIX, los precios de la electricidad en Brasil han aumentado más de 150% desde octubre, en medio de las bajas precipitaciones registradas en las zonas de captación hidrológica del país.

La sequía hizo que el operador de la red nacional ONS elevara la producción de las centrales termoeléctricas, que según los analistas es 10 veces más cara que la generación hidroeléctrica.

Abreu señaló que el potencial combinado de pequeñas hidroeléctricas ha sido subestimado.

"Estas plantas son pequeñas individualmente, pero en conjunto equivalen a la mitad de la capacidad de Itaipú. Si operan a plena capacidad durante la temporada de lluvias, economizarían agua para las centrales que tienen grandes embalses, y permitirían su almacenamiento y uso para momentos de sequía".

De acuerdo con Abreu, la Aneel necesita ampliarse para seguir el paso de las crecientes demandas energéticas de Brasil.

"La pregunta debiera ser, '¿por qué la Aneel se demora 5 o 10 años en aprobar una pequeña estación hidroeléctrica?'"

"Una razón podría ser que tiene menos de 300 empleados para gestionar la generación, transmisión y distribución de electricidad de la sexta mayor economía del mundo".