Capacidad geotérmica se duplicaría en la próxima década, según experto

Por
Martes 16 de octubre, 2012

La capacidad de generación geotérmica de México podría duplicarse en la próxima década a través de una combinación de inversiones públicas y privadas, señaló a BNamericas el vicepresidente de la Asociación Geotérmica Mexicana (AGM), Luis Gutiérrez-Negrín.

La capacidad geotérmica nacional exhibió una leve baja respecto del año pasado al situarse en 883MW, debido a que las dos instalaciones más antiguas del país fueron sacadas de servicio. En el 2011, el 2,4% de la producción eléctrica nacional provino de fuentes geotérmicas.

A pesar de su baja participación en la capacidad instalada, la energía geotérmica tiene un importante papel en ciertas áreas del país, indicó Gutiérrez-Negrín. En Baja California -que no está conectada al Sistema Eléctrico Nacional- contribuye con cerca del 50% de la electricidad de esa red.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Toda la generación geotérmica en la actualidad deriva de cuatro sitios: Cerro Prieto en el estado de Baja California, Los Tres Vírgenes en Baja California Sur, Los Humeros en Puebla y Los Azufres en Michoacán.

El crecimiento en el corto y mediano plazo para la energía geotérmica se conseguirá con la inversión de la eléctrica federal CFE en la ampliación de estas instalaciones. Actualmente, se están construyendo dos nuevas plantas, Los Azufres III de 50MW y Los Humeros III de 50MW, que debieran comenzar a operar en el 2014 y 2015, respectivamente.

CFE también está desarrollando otras dos instalaciones: Cerro Prieto V de 100MW y Los Azufres IV de 25MW, que estarán listas en el 2017 y 2018, respectivamente.

Gutiérrez-Negrín también sostuvo que las compañías privadas han mostrado interés en construir sus propias centrales geotérmicas a fin de generar bajo un modelo de autoabastecimiento.

En el largo plazo, el mayor potencial de crecimiento provendrá de recursos de roca seca caliente por explotar, que utilizan sistemas geotérmicos mejorados en lugar de las técnicas tradicionales de generación hidrotermal.

Gutiérrez-Negrín estima que el potencial mínimo de generación de los recursos de roca seca caliente en México será de 5,25GW. A medida que haya mejor información geológica disponible, este cálculo probablemente subirá de manera significativa, añadió.

No obstante, aún falta casi una década para que esta tecnología pueda ser implementada en México, de acuerdo con el experto.

Hasta entonces, México también explorará y tratará de explotar diferentes formaciones rocosas a temperatura media y alta en los estados de Nayarit, Jalisco y Chiapas, donde se ha identificado un potencial de 655MW.