Gobierno intenta disipar temores ante caída libre de acciones de Eletrobras

Por
Jueves 22 de noviembre, 2012

El Gobierno brasileño está interviniendo para calmar a los inversionistas que observan desconcertados la caída libre del precio de las acciones del holding federal Eletrobras (NYSE: EBR).

La empresa con sede en Río de Janeiro perdió el 58% de su valor en el mercado bursátil de São Paulo, Bovespa, desde que el gobierno anunciara la controvertida reforma del sector eléctrico el 12 de septiembre.

A las 2pm del jueves las acciones preferentes de Eletrobras se cotizaban en 7,31 reales y exhibían una baja de 6,76% con respecto a la jornada anterior.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Según la nueva legislación, el gobierno se comprometió a recortar los precios de la electricidad en un promedio de 20% a través de una combinación de beneficios tributarios y la renegociación de las concesiones de operación próximas a expirar entre el 2015 y el 2017.

Las empresas señalan que el pago indemnizatorio del gobierno por los activos no amortizados es insuficiente para cubrir las pérdidas anticipadas de ingresos.

El presidente de la empresa federal de planificación energética EPE, Maurício Tolmasquim, sugirió el jueves que la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, podría verse obligada a intervenir para dar confianza al sector.

"El gobierno no quiere que Eletrobras desaparezca y nadie dejará que colapse. La empresa es fundamental", indicó Tolmasquim durante una reunión con la Comisión de Monitoreo del Sector Eléctrico (CMSE) en Brasília.

"Eletrobras va a tener que revisar sus cuentas y adaptarse, pero debemos esperar un poco más antes de decidir el curso de acción".

Con anterioridad los medios locales informaron que el desplome de 20,8% de las acciones de Eletrobras registrado el miércoles constituye el mayor retroceso diario de la compañía en una jornada en más de dos décadas.

En lo que va del año el valor de mercado de compañía ha disminuido alrededor de 17.300mn de reales (US$8.270mn), de los cuales se han perdido 8.900mn solo desde el 12 de septiembre.

Las pérdidas han obligado a Rousseff a cuestionar la justificación de las operaciones de Eletrobras como entidad federal.

"¿Creen que quiero llevar a Eletrobras a la quiebra?", preguntó Rousseff en comentarios publicados en el sitio web Brasil Maior, del Gobierno Federal.

"Eletrobras quiere ser una empresa rentable, pero al mismo tiempo es una empresa pública que pertenece al pueblo brasileño".