Meta de renovables es "ambiciosa", según Banco Mundial

Por
Viernes 16 de noviembre, 2012

El plan de Nicaragua de convertir el 94% de la red a energía renovable hacia el 2017 es ambicioso, pero demuestra los esfuerzos del gobierno por alejarse de los combustibles fósiles, según el Banco Mundial.

A fines de junio, las centrales térmicas representaban el 63,1% de la capacidad nominal (66,1% efectiva), las generadoras a bagazo un 11,7% (7,44% efectiva), las plantas geotérmicas un 10,8% (7,88% efectiva), la hidroelectricidad un 9,05% (11,3% efectiva) y la energía eólica 5,41% (7,21% efectiva), informó BNamericas anteriormente.

"Si bien existe una cartera constante en generación hidroeléctrica y eólica, Nicaragua tiene uno de los potenciales geotérmicos sin explotar más grandes del mundo, la fuente más barata de energía base. La explotación de este recurso, sin embargo, requiere mecanismos innovadores para reducir el gran riesgo de los desarrollos upstream", sostiene la estrategia de asistencia a países para los años fiscales 2013-2017 del banco.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

La estrategia de asistencia respaldará los esfuerzos gubernamentales destinados a elevar la inversión privada en generación de renovables y la solución del déficit técnico de suministro eléctrico.

El banco señala que "se han realizado avances importantes para resolver el déficit de suministro en el sector energético, pero el acceso a la energía sigue siendo el más bajo de Centroamérica". Las empresas nicaragüenses también enfrentan los mayores costos de la electricidad en Centroamérica, añade el documento.