México lidera sostenibilidad energética en la región

Por
Jueves 16 de febrero, 2017

México fue el país latinoamericano mejor posicionado en el primer informe de indicadores de políticas de energía sostenible (RISE) del Banco Mundial al ubicarse en el puesto 14 a nivel mundial, por detrás de Bélgica.

Los puntajes que otorga el informe RISE reflejan el panorama de las políticas y normativas de los países en cuando al sector energético, y se organizan según los tres pilares de la iniciativa Energía Sostenible para Todos que impulsa el banco: acceso a la energía, eficiencia energética y fuentes renovables.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

RISE; como primer estudio de políticas globales de su tipo, evalúa a 111 países y apunta a ayudar a los gobiernos a determinar si cuentan con un marco regulador y de políticas que propicie avances en materia de energía sostenible y a identificar ámbitos en los que puedan mejorar a fin de atraer inversión privada, detalla el banco.

Dinamarca encabeza el informe con 94 puntos, seguida de Canadá y EE.UU., ambos con 91; Holanda con 90; Alemania con 89; y Reino Unido con 88. México sumó 84 puntos.

Chile figura en segunda posición a nivel regional y en el puesto 29 en términos globales con 76 puntos, seguido de Brasil, que figura en el lugar 35 con 72 puntos. Colombia aparece en el puesto 38 con 70 puntos. Ecuador se ubica en la posición 44 con 68 puntos, Argentina en el lugar 46 con 66 unidades y Bolivia le sigue con 64.

México anunció en agosto pasado que invertiría US$156 millones (mn) en proyectos de eficiencia energética y sostenibilidad que incluirán obras hídricas e infraestructura con respaldo financiero del Banco Mundial, lo que corresponde a la segunda fase de una iniciativa lanzada en alianza con la entidad multilateral en 2014 para medir el consumo eléctrico con el fin de desarrollar planes de sostenibilidad.

La eléctrica estatal CFE anunció en diciembre que durante los próximos cuatro años ahorrará 390mn de pesos (cerca de US$23mn), el equivalente a unos 217GWh, gracias a la implementación de su Programa de Ahorro de Energía del Sector Eléctrico (PAESE).

El informe RISE explica que varios países en desarrollo están emergiendo como líderes en temas de energía sostenible, aunque, si bien los avances son alentadores, aún hay brechas notables en materia de políticas y marcos reguladores.

"Los marcos de políticas para densificación y ampliación de redes, que son un pilar de los esfuerzos de electrificación, presentan retrasos sustanciales y aún requieren avances", precisa el informe.

"Demasiados países pierden la oportunidad de usar la energía solar para la electrificación universal al no permitir políticas sobre sistemas solares domiciliarios autónomos".

El banco sostiene que es crucial encontrar formas para que el acceso a electricidad sea asequible a los consumidores y viable desde el punto de vista financiero para las empresas que brindan el servicio. Añadió que los responsables de las políticas suelen pasar por alto la eficiencia energética y muchos países que han elaborado medidas en la materia tienden a abordarla de manera relativamente superficial.

Siguen en pañales aspectos críticos de la eficiencia energética, como el papel de las empresas de servicios, mientras que los procedimientos administrativos eficientes para agilizar la conexión de los consumidores y acelerar la puesta en servicio de minirredes por parte de las empresas gestoras resultan esenciales para avanzar hacia las metas de sostenibilidad energética, de acuerdo con la entidad.