Rousseff: competividad es fundamental para el crecimiento, no la austeridad

Por
Miércoles 12 de diciembre, 2012

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se comprometió a reducir los costos de la producción industrial del país y considera que los menores precios de la electricidad son el catalizador para el futuro crecimiento económico.

Durante el Foro de Progreso Social realizado en París, Rousseff señaló que las reformas energéticas del gobierno -que contemplan una rebaja promedio de 17% en las tarifas de electricidad a partir de marzo del próximo año- demuestran que Brasil ya no es víctima de una deuda extenuante.

"Estamos sumamente preocupados por el creciente costo de la producción en Brasil y lo que estamos buscando es que sea más competitiva", explicó Rousseff.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

"Es completamente diferente de la época en que la gente miraba a Brasil y decía, 'Los altos costos derivan de la deuda soberana que está 2.153 puntos por sobre Norteamérica'".

"Ese ya no es problema para nosotros. Nadie que tenga US$378.000mn en reservas tiene este tipo de problemas".

Además de las reformas del sector energético, el gobierno este año redujo el costo de los créditos y la tasa de interés alcanzó un mínimo histórico de 7,25% anual.

Rousseff reiteró su oposición a las medidas de austeridad de Europa, y agregó que Brasil "tiene el compromiso de crear oportunidades" para empresas locales y extranjeras aumentando las inversiones en proyectos e infraestructura de energía.

"Son medidas que muestran cómo queremos que sea nuestra economía", explicó. "Queremos una economía que sea flexible, capaz de innovar y capaz de trabajar con la sociedad".

"Queremos una economía que no se entrampe en la burocracia y estamos comprometidos a resolver los retrasos históricos en el desarrollo de infraestructura por causa de 20 años de medidas de austeridad".