Tribunal federal ordena poner fin a ocupación de Belo Monte

Por
Miércoles 10 de octubre, 2012

La fundación indígena brasileña Funai tiene un plazo de 48 horas para alcanzar un acuerdo con las tribus locales y poner fin a la ocupación de la central hidroeléctrica Belo Monte.

Además, las negociaciones entre los manifestantes y el operador del proyecto, Norte Energia, deben ser supervisadas por un fiscal federal y la policía federal con el fin de garantizar la seguridad en el área, decidió el tribunal federal el miércoles.

La orden del tribunal derivó de la ocupación por más de 100 manifestantes de la instalación de 11,2GW que se ubica en el norteño estado de Pará, la cual fue iniciada el martes (9 de octubre).

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Entre los manifestantes se encuentran representantes de las tribus Xipaia, Kuruaia, Parakanã, Arara, Juruna y Assurini, además de ambientalistas, quienes obligaron a los trabajadores a abandonar el sitio a pie luego de arrebatarles las llaves de camiones y tractores, según la ONG Amazon Watch.

Según la agrupación, la acción resulta porque el operador Norte Energia no respetó los acuerdos suscritos con grupos indígenas y por el "incumplimiento de las condiciones legales" relacionadas con la construcción de la represa.

Un vocero de Norte Energia señaló que el consorcio respetará el acuerdo y enviará un representante de relaciones con indígenas para supervisar las negociaciones con los manifestantes.

El proyecto de US$13.000mn Belo Monte se ha visto afectado por retrasos en los permisos, protestas y huelgas de trabajadores desde que su construcción partió en marzo del 2011.

Entre los participantes de Norte Energía figuran el holding energético federal Eletrobras (NYSE: EBR), Cemig (NYSE: CIG), Light y Neoenergia. El inicio de operaciones de la central está programado para el 2015.