Bolivia acelera iniciativas para monetizar recursos de litio

Por
Martes 14 de febrero, 2017

El Gobierno de Bolivia planea establecer una empresa estatal de explotación de litio como parte de la apuesta del presidente Evo Morales por industrializar la economía nacional, que depende mucho de los commodities.

Un proyecto de ley que se someterá a debate autoriza al gobierno a formar la Empresa Pública Nacional Estratégica de Recursos Evaporíticos, que reemplazaría a GNRE, división de litio de la minera estatal Comibol, informó esta última en un comunicado en su sitio web.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

La nueva compañía tendrá la facultad para suscribir contratos de asociación con firmas privadas locales e internacionales para producir baterías de litio, carbonato de litio, cloruro, sulfatos e hidróxido, además de cloruro de potasio, sulfatos y nitratos, detalló Comibol.

Bolivia lleva décadas tratando de construir el proyecto de litio de US$900 millones (mn) Salar de Uyuni, pero a la fecha solo ha erigido una planta piloto, la que en septiembre vendió a China 15t de carbonato de litio por US$9.200/t. La iniciativa está diseñada para producir 50.000t/a de litio para fines de 2018.

Comibol anunció una inversión de 120mn de bolivianos (US$17mn) en exploracion para este año, en virtud de un plan gubernamental para inyectar US$1.965mn a las industrias minera y metalúrgica de aquí a 2020.

En otras noticias, se declaró estado de emergencia en Huanuni —donde se ubican las concesiones mineras de estaño de Comibol— luego de que mineros informales se tomaran la propiedad para robar mineral, informó el periódico local La Razón.

Comibol ha enfrentado dificultades el último año, toda vez que debió cerrar su fundición de plata y plomo Karachipampa y su proyecto de hierro y acero El Mutún a raíz de problemas técnicos y el derrumbe de los precios de los metales. Además, la comercializadora suiza Glencore interpuso el año pasado un recurso de arbitraje contra el Gobierno boliviano por la expropiación de activos mineros entre 2007 y 2012.

La inversión privada se ha desplomado en Bolivia luego de que Morales, cuyas aspiraciones a conseguir un cuarto mandato se desvanecieron el año pasado, nacionalizara las operaciones mineras de empresas como Jindal Steel, Glencore y South American Silver desde que llegó a la Presidencia en 2006.