Negociación por huelga en mina peruana Cerro Verde llega a punto muerto

Por
Jueves 16 de marzo, 2017

Las conversaciones con trabajadores en huelga en la mina de cobre peruana Cerro Verde, de propiedad de Freeport-McMoRan, llegaron a un punto muerto cuando la paralización cumple su séptimo día, señaló un dirigente sindical.

Cerca de 1.300 mineros, que suspendieron sus actividades el 10 de marzo para exigir mejores condiciones de seguridad y una mayor participación en el reparto de ganancias, continuarán probablemente en huelga al menos hasta la próxima semana, dijo a BNamericas el secretario general del sindicato, Zenón Mujica.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Cerro Verde es la mina de cobre más grande de Perú y por ahora opera a 50% de su capacidad, mientras la compañía contrata personal que se sumará a los 300 trabajadores no sindicalizados, agregó Mujica.

El Ministerio de Trabajo declaró ilegal la huelga esta semana, informó Sociedad Minera Cerro Verde, y agregó que la paralización no ha tenido mayor repercusión sobre las operaciones.

"Cerro Verde continuará manteniendo discusiones constructivas con el sindicato y los trabajadores de la empresa a fin de atender sus preocupaciones", indicó la compañía en un comunicado dirigido al regulador de valores SMV.

El paro ralentizará el crecimiento del PIB de este trimestre, señalan consultoras como Capital Economics. La última huelga en la operación se registró en 2011.

Perú es el segundo mayor productor mundial de cobre y plata.

Los precios del cobre se han disparado este año por la huelga en curso en la mina Escondida de BHP Billiton en Chile y una suspensión de las operaciones en la mina Grasberg de Freeport en Indonesia como consecuencia de una prohibición del gobierno a las exportaciones.

A fines de 2015, Freeport completó una expansión por US$4.600 millones en la mina, la cual tiene una capacidad de 360.000t/d. Cerro Verde produjo 1.100 millones de libras (casi 500.000t) de cobre y 9.580t de molibdeno el año pasado, de acuerdo con el Ministerio de Energía y Minas. La mina exporta principalmente a fundiciones en Asia, en tanto que una menor proporción de sus ventas se destina a Norteamérica, Europa y Sudamérica.

La operación, que también produce plata, es propiedad de Freeport (53,56%), Sumitomo (21%), Buenaventura (19,58%) y otros accionistas minoritarios (5,86%).