¿Es hora de que las mineras de oro vuelvan a crecer?

Por
Viernes 10 de marzo, 2017

Tras años de concentrarse fuertemente en la reducción de costos, la optimización de activos y portafolios y el desapalancamiento, los productores de oro están en condiciones de comenzar a replantearse la idea de crecer, según el último informe Mining Intelligence Series "Minería del oro en América Latina: ¿momento de retomar el crecimiento?".

La producción mundial de metal amarillo se contrajo en 2016, la primera vez en ocho años, y América Latina fue un factor por considerar en la baja, a pesar de ponerse en marcha varias minas. El descenso fue una consecuencia natural de la falta de inversión en los últimos años, reacción ante los menores precios del commodity.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Sin embargo, pese a que muchas mineras han propiciado las condiciones para crecer, es improbable que este año se rentabilice el gasto de manera igualmente generalizada, aun cuando esté difundido el concepto de que la inversión es necesaria para expandirse

Las cinco mayores mineras de oro que operan en América Latina —Goldcorp, Barrick Gold, Yamana Gold, Fresnillo y AngloGold Ashanti— reportarían una merma en su producción en la zona de 8%, equivalente a más de 500.000oz en 2017, según cifras que recopiló BNamericas.

[GRAFICO:FIGURA:ID_4824]

Y si bien ha corrido mucha agua bajo el puente desde el desplome de los precios, las postergaciones y los cargos por deterioros entre 2013 y 2014, la mentalidad sobre la creación de valor ha cambiado y las proyecciones para los precios siguen sin ser especialmente generosas. No están previstas decisiones importantes sobre alguna inversión en el corto plazo y, de hecho, tal vez los megaproyectos que parecían tan atractivos cuando los precios se encontraban en sus máximos históricos no se desarrollen nunca como se contemplaban originalmente.

Gran parte de la inversión se inyectará en el corto plazo para mantener los niveles de producción como es el caso de iniciativas de Newmont Mining o Barrick Gold en Perú. Asimismo, continúa cambiando la dimensión de algunos megaproyectos como ocurre con Pascua-Lama de Barrick.

Dado que no se anticipan grandes puestas en marcha en el segmento aurífero en América Latina este año, vale la pena observar el avance de la próxima generación de proyectos que ampliaría el perfil de producción regional en el mediano plazo como Fruta del Norte, Buriticá, Cerro Moro y Volta Grande.

Para acceder a un análisis más detallado sobre el sector aurífero de América Latina, lea el informe completo aquí.

En la foto: Mina Lagunas Norte de Barrick en Perú.