Bolivia experimentaría mayores conflictos conforme se expanda frontera energética

Por
Jueves 08 de agosto, 2013

Bolivia experimentará conflictos socioambientales más profundos debido a la decisión del gobierno de abrir áreas protegidas y terrenos comunitarios en el norte de la Amazonía a la actividad hidrocarburífera, dijo a BNamericas Gustavo Soto, director nacional del Centro de Estudios Aplicados a los Derechos, Económicos, Sociales y Culturales (Ceadesc).

"La razón de esta decisión estriba en el dato siguiente: a diciembre del 2012, las reservas de gas fueron cuantificadas en 11,2 billones de pies cúbicos [312.000Mm3], lo que le daba una producción de 10 años más para el país, recurso destinados a las políticas de subvención nacional (bonos) y la redistribución del excedente económico a las gobiernos subnacionales (gobernaciones y municipios), a las Fuerzas Armadas y a la Policía", indicó Soto.

Sobre la base de datos de organizaciones ambientales, Soto indicó que de las 22 áreas protegidas que existen en el país, 10 tienen problemas por actividad hidrocarburífera: Madidi, Pailón Lajas, Carrasco, Isiboro Sécure, Tariquia, San Matías, Kaa Iya, Iñao, Aguaragüe y Manuripi.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

"Respecto a los territorios indígenas amenazados por los daños ambientales y contaminación por la exploración y explotación en hidrocarburos, 12 están afectados por la explotación de recursos hidrocarburíferos y minerales", agregó el director.

BNamericas publicará la entrevista completa con Soto este viernes en Perspectivas de Energía Eléctrica, producto disponible solo para suscriptores.