Congreso mexicano aprueba histórica reforma energética en medio del absurdo

Por
Jueves 12 de diciembre, 2013

La Cámara Baja de México aprobó un proyecto de ley de reforma energética que abrirá las puertas a la inversión privada en los sectores petrogasífero y eléctrico, por tanto tiempo aislados.

Con una votación de 353 a favor y 134 en contra, la Cámara de Diputados se unió al Senado en la aprobación de la histórica ley. El proyecto pasará ahora a las 31 legislaturas estatales, donde una mayoría deberá visarlo.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Los días de actitudes cada vez más absurdas generadas por la reforma energética en trámite llegaron a un clímax febril en horas de la mañana del jueves, cuando un legislador se desnudó mientras debatía el proyecto.

Antonio García Conejo, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), comenzó a quitarse la ropa frente a los casi 500 parlamentarios mientras argumentaba que las anteriores privatizaciones de industrias claves, como la de telecomunicaciones y la ferroviaria, habían "despojado" a la nación de sus beneficios. Esta iniciativa haría lo mismo, sostuvo.

Para cuando terminó su alocución, había quedado solo en ropa interior.

El legislador ni siquiera estaba hablando desde el hemiciclo en la Cámara Baja de México. El miércoles, parlamentarios de izquierda se habían atrincherado al interior de la sala principal para impedir la discusión y votación, situación que obligó a debatir la propuesta en otro auditorio.

Las disputas entre miembros de partidos opositores escalaron a enfrentamientos físicos en varias ocasiones, al punto que una representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) lucía un vistoso parche en el ojo luego de sufrir una lesión a la retina.

Las estrafalarias actitudes fueron acompañadas -o tal vez causadas- por la ausencia de un debate real sobre la iniciativa, descrita como la más importante en la cartera de reformas de la novel administración del presidente Enrique Peña Nieto.

Irritados por el atrincheramiento en la cámara, los partidarios de la propuesta energética del PRI y del Partido de Acción Nacional (PAN) decidieron agilizar el trámite y llevaron la iniciativa directamente al pleno en lugar de presentarla a las comisiones en primer término.

Apenas un día después de recibir la legislación desde el Senado, el proyecto había superado dos votaciones y logró su aprobación en la Cámara Baja. Hoy está un paso más cerca de convertirse en ley.