Etanol brasileño de segunda generación enfrenta obstáculos económicos y políticos

Por
Viernes 27 de septiembre, 2013

Brasil debe sortear obstáculos económicos y regulatorios antes de incorporar el etanol de segunda generación a su matriz energética, consigna el informe Intelligence Series de BNamericas.

Mientras la petrolera federal Petrobras (NYSE: PBR) señala que la producción del combustible a escala comercial se iniciaría en 18 meses, el informe advierte que Brasil necesita "adaptar su actual marco legal" para atraer inversiones en etanol de segunda generación.

Entre los desafíos se encuentra "la lentitud a la que avanzan las normativas que rigen los organismos genéticamente modificados y la escasa protección a la propiedad intelectual", consigna el informe.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Las dudas también se refieren a la viabilidad comercial del combustible, cuya rentabilidad depende en gran medida de "las enzimas más baratas que usa para descomponer el bagazo, su menor gasto de capital y el uso de tecnología de fermentación más eficiente para obtener el etanol".

Según Petrobras, la tecnología de segunda generación permite un aumento de 40% en la producción de etanol a partir de la igual superficie de plantación de caña.

Las investigaciones en Brasil han demostrado que el biocombustible avanzado también se puede producir de manera local a partir de madera, maíz y paja de trigo.

Petrobras sostiene que el costo de producir el nuevo combustible es de US$0,48/l comparado con los US$0,57/l del etanol convencional.

Para ver el informe completo, haga clic aquí.