Expansión de Canal de Panamá reduciría costos de GNL para Chile

Por
Miércoles 13 de noviembre, 2013

La expansión del Canal de Panamá reduciría a menos del 40% el recorrido de los buques tanque estadounidenses de gas natural licuado (GNL) que se dirigen a Chile y con ello rebajaría también los costos, señaló el gerente general de GasAtacama, Rudolf Araneda, que advierte que aún no se conocen las sumas que cobrará Panamá.

La clave sería obtener acceso directo a las terminales de exportación en EE.UU. sin recurrir a intermediarios, comercializadoras o alguna otra petrolera, indicó Araneda a BNamericas durante una conferencia de energía organizada en Santiago por el comité chileno del Consejo Internacional de Grandes Redes Eléctricas (Cigré).

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Sin embargo, la demanda individual de las generadoras chilenas es pequeña en comparación con los 4 millones de toneladas (Mt) anuales de trenes de GNL que las terminales estadounidenses pretenden asegurar en contratos de largo plazo y que equivaldrían a 3.500MW de generación a gas, puntualiza Araneda.

El desafío radica en combinar la demanda para evitar los intermediarios, indicó.

Las tarifas estadounidenses de entre US$2,5 y US$3,5 por millón de BTU, el uso eficiente de buques tanque y las terminales de regasificación permitirían que la generación a gas en Chile pueda competir con el carbón, agrega Araneda.

El gerente general de la distribuidora de gas y generadora, que tiene previsto desarrollador una unidad flotante de regasificación y almacenamiento de GNL en la bahía de Mejillones, indicó que es crucial que Chile adopte nueva tecnología de generación eléctrica a gas natural.

Se debe seleccionar el gas por sobre el carbón para asegurar la integración de las energías renovables, dada la capacidad de las nuevas plantas de "oscilar" u operar de manera eficiente a niveles variables de potencia.

Consultado por las negociaciones con terminales estadounidenses de GNL, Araneda señaló que se han visto afectadas por el aplazamiento de decisiones de inversión por parte de mineras chilenas ante la incertidumbre que rodea a los precios del cobre y los mayores costos de mano de obra y energía.