Hidrocarburos de esquisto modifican mapa de suministro de gas en Latinoamérica

Por
Miércoles 23 de octubre, 2013

La naciente industria mundial de hidrocarburos de esquisto debiera dibujar un nuevo mapa de suministro de gas en Latinoamérica, de acuerdo con el banco de inversión Goldman Sachs.

El director de la firma para Latinoamérica, Stephen Scherr, señala que México y Chile están entre los mercados que podrían beneficiarse de la mayor actividad en el sector de no convencionales.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

"El contexto geopolítico más amplio es importante, al margen de lo que este signifique para EE.UU.", explicó Scherr en una entrevista en el sitio web de Goldman Sachs.

"Si EE.UU. está tan propenso a utilizar sus exportaciones de hidrocarburos de esquisto, gran parte del mercado lo encontrará al sur. México es importador neto de gas y EE.UU. es proveedor de gas natural más barato".

Scherr identificó a Chile como un mercado clave debido a su "enorme" potencial industrial y financiero, combinado con su carencia de fuentes energéticas nativas.

"La posibilidad de que EE.UU. adopte una posición de exportador de gas natural a bajos precios gracias a sus recursos de esquisto es bastante promisoria para Chile", indicó Scherr.

"Ahora está compitiendo por la demanda de países como Canadá, cuyas reservas se han venido exportando a Japón luego de la catástrofe nuclear".

La creciente producción de hidrocarburos de esquisto en EE.UU. ha desatado una carrera por desarrollar el sector en Latinoamérica.

Argentina se ubica a la cabeza con el desarrollo de la formación Vaca Muerta, que según la estatal YPF (NYSE: YPF) contendría reservas probadas de 3,31 billones de metros cúbicos de gas natural y 40.000 millones de barriles de crudo.

La exploración de hidrocarburos de esquisto en Brasil podría comenzar ya el próximo año, después de la inclusión de los campos no convencionales en la duodécima ronda de licencias del próximo mes.