Proyecto colombiano de GNL genera interrogantes

Por
Jueves 22 de marzo, 2018

La agrupación colombiana Naturgás cuestionó la viabilidad de una nueva planta de regasificación de gas natural licuado en la costa del Pacífico debido a dudas sobre su financiamiento.

Prevista para el puerto de Buenaventura en el Pacífico, en el departamento de Valle del Cauca (en la foto), la terminal contaría con una capacidad de 400 millones de pies cúbicos diarios (Mpc/d, o 11Mm3/d), lo que demandaría inversiones cercanas a US$400mn.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Según el anteproyecto, la planta abastecerá a una estación termoeléctrica de 2GW y se conectará a la red colombiana de transporte de gas a través de un nuevo ducto de 75km en la zona periférica al norte de Cali, la tercera ciudad más grande del país.

"No estamos en contra. Tenemos inquietudes frente al precio de la infraestructura, en especial del gasoducto. ¿Quién lo paga y quién se beneficia?", pregunta el gerente general de Naturgás, Orlando Cabrales, al periódico El Tiempo en un evento organizado por la empresa en Cartagena.

Cabrales manifestó que los principales compradores, principalmente generadoras termoeléctricas, deberían asumir al menos el 50% del costo del ducto, que se estima en US$200mn.

El mes pasado, autoridades de Valle del Cauca anunciaron que la licitación de las obras se lanzaría en octubre y anticipan la entrada en operación para 2021 o 2022.

Sin embargo, una diapositiva mostrada el miércoles durante una presentación en el evento de Naturgás mostró que la infraestructura solo estaría lista en el 2S24.

Actualmente, Colombia solo cuenta con una planta regasificadora de GNL en operación: la terminal de Cartagena, que cuenta con una capacidad de 400Mpc/d en la costa atlántica tras entrar en servicio en diciembre de 2016.

El mes pasado, la transportadora de gas natural TGI dio a conocer que conformó una empresa conjunta con un socio de identidad reservada para preparar una oferta por la nueva planta y tubería.

PROMIGÁS

La distribuidora local Promigás, una de las partes interesadas en Sociedad Portuaria El Cayao (SPEC), el operador de la terminal de Cartagena, comparte preocupaciones acerca del proyecto.

Según el gerente general de Promigás, Antonio Celia, la nueva infraestructura costaría entre US$700mn y US$900mn.

"Hay que pensar bien eso", advirtió el ejecutivo en el evento. "Vale la mitad hacer un gasoducto por Medellín ".

Los defensores del proyecto plantean que ayudará a Colombia a cubrir la creciente demanda de combustible para generación termoeléctrica y a reducir su dependencia de la hidroelectricidad.

Esteban Piedrahita, presidente de la Cámara de Comercio de Cali, dijo el mes pasado que el proyecto limitaría el impacto del fenómeno climático de El Niño, que a menudo causa devastación en la generación hidroeléctrica en la zona.

SPEC

Mientras tanto, SPEC expresó interés en operar nuevas instalaciones de GNL en el futuro, incluida la planta de Buenaventura.

"Estamos dispuestos a transferir el conocimiento a lo que se venga", indicó el gerente de SPEC, José María Castro, que agregó que el aumento en el suministro de gas en el mercado reduciría los costos a los consumidores finales.

"Si al final las empresas deciden entrar, Spec estará como un referente en la operación y mantenimiento de una planta de importación de GNL", concluyó.