Senado mexicano trabajará el fin de semana en proyecto de reforma energética

Por
Jueves 05 de diciembre, 2013

El Senado de México debiera trabajar el fin de semana para aprobar el proyecto de ley de energía que apunta a romper los eternos monopolios en los sectores petrolero y eléctrico.

La tarde del jueves, la Cámara Alta postergó por segunda vez el debate del proyecto preliminar de energía en las comisiones por un error de procedimiento legislativo, según el senador David Penchyna, presidente de la comisión de energía y miembro del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Según Penchyna, no se notificó formalmente a las comisiones sobre las reuniones de estudio de la iniciativa, programadas en principio para la tarde del jueves. Las comisiones se reunirán ahora la mañana del viernes para analizar el proyecto preliminar. En consecuencia, el debate de la comisión se extenderá hasta el domingo y el proyecto se despacharía al pleno el lunes.

Penchyna estima que la aprobación podría lograrse el martes próximo.

Una fuente al interior del Partido de Acción Nacional (PAN), conglomerado de derecha, indicó a BNamericas que hasta ahora no se había logrado acuerdo con el PRI. El principal punto de desavenencia es la modalidad de contratación de exploración y producción. Muchos legisladores del PRI están indecisos sobre la propuesta del PAN de implementar acuerdos de producción compartida y licencias.

Los directivos de ambos grupos se reunieron a puerta cerrada al mediodía del jueves, instancia en que participó un alto delegado del presidente Enrique Peña Nieto, para ultimar detalles sobre el texto que se presentará en la comisión.

Si la ley se aprueba en el Senado el martes, pasaría a la Cámara Baja del Congreso, donde encontrará plazos apremiantes. Las sesiones regulares del Congreso finalizan el 15 de diciembre, aunque podrían extenderse para aprobar el proyecto.

El jueves continuaba el bloqueo al exterior del Senado, pero la actividad legislativa no se interrumpió ya que los senadores pernoctan en hoteles protegidos dentro del perímetro policial.