Déficit brasileño de fertilizantes volverá a aumentar después del 2018

Por
Martes 12 de noviembre, 2013

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Brasil seguirá siendo uno de los mayores importadores mundiales de fertilizantes a pesar de las inversiones de miles de millones de dólares en nueva capacidad para producir fertilizantes, según un estudio de una asociación industrial.

El país, uno de los principales exportadores de productos agrícolas del mundo, importa cerca del 70% de los fertilizantes que necesita.

Según un informe publicado por la Federación de Industrias del Estado de São Paulo (Fiesp), las inversiones en nuevas plantas de fertilizantes de nitrógeno, fósforo y potasio (NPK) disminuirán esta proporción a 59% el 2018.

Sin embargo, un descenso constante en la demanda agrícola llevará entonces a que la dependencia brasileña de las importaciones de fertilizantes NPK se acerque a 63% al 2023.

La minera Vale (NYSE: VALE) y la petrolera federal Petrobras (NYSE: PBR) encabezan las iniciativas brasileñas para aumentar la producción interna de fertilizantes NPK.

El Gobierno brasileño ha aplicado una serie de incentivos tributarios para fomentar las inversiones en el sector. Los fertilizantes son el producto químico más importado de Brasil, país que reportaría un déficit comercial cercano a US$33.000mn en productos químicos este año.

Según la información, la producción brasileña de fósforo debiera prácticamente duplicarse al pasar de 2,25 millones de toneladas (Mt) el 2012 a 4,1Mt el 2023, lo que disminuirá la dependencia brasileña de las internaciones de 57,4% a 22,2% de la demanda.

Los fertilizantes nitrogenados, cuyas internaciones abastecieron el 93% de la demanda brasileña el 2012, seguirán siendo el tipo de fertilizante más importado en el período proyectado, en términos relativos.