Entradas de capitales serían cada vez más preocupantes para partes de Latinoamérica

Por
Jueves 14 de febrero, 2013

Las entradas de capital extranjero podrían transformarse en una preocupación creciente durante el 2013 y con posterioridad para algunas partes de Latinoamérica y otros mercados emergentes, indicó Capital Economics en un reporte.

"Otra dosis de estímulo monetario de la Reserva Federal de EEUU y las expectativas de otras del Banco de Japón han llevado a las autoridades desde Corea hasta Colombia a plantear inquietudes acerca de 'devaluaciones competitivas' y advertir contra 'guerras de divisas mundiales'", indica el documento.

Capital Economics señaló que las entradas de capital a los mercados emergentes siguen siendo bajas respecto de los estándares recientes, pero algunos países ya están experimentando problemas y es probable que enfrenten otros en los próximos años dado que la política monetaria de EEUU y otros países seguiría siendo "extremadamente flexible" en el futuro inmediato.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

"Nuestras estimaciones sugieren que las entradas netas a mercados emergentes se recuperaron en los últimos meses del año pasado. Sin embargo, a pesar de las preocupaciones de las autoridades, se mantienen muy por debajo de los niveles registrados en el 2011 y del nivel máximo alcanzado en el 2007-2008", consigna el informe.

Aunque los gobiernos de mercados emergentes tienen razón en temer que las grandes entradas de capital puedan llevar a una apreciación de la moneda local que perjudique la competitividad de las exportaciones y que generen burbujas de precios de los activos y presiones inflacionarias, las entradas también pueden ser positivas en términos de ayudar a financiar las inversiones y facilitar la transferencia de tecnología y conocimientos, manifestó Capital Economics.

"El resultado es que las entradas de capital extranjero pueden ser un importante motor de crecimiento y desarrollo de los mercados emergentes. Pero llevadas al exceso o mal administradas pueden convertirse también en una fuente de vulnerabilidad económica y financiera", señaló la firma con sede en Londres.

Capital Economics sostuvo además que la política monetaria altamente expansionista que ahora siguen muchas naciones desarrolladas es "apropiada" dados los problemas económicos que enfrentan, y añadió que la "guerra de divisas" es en realidad una "guerra falsa" que produce una buena retórica política en los países de mercados emergentes.

Hasta ahora en Latinoamérica, Brasil ha sido el país más crítico de la "guerra de divisas" entre las naciones desarrolladas, mientras que Colombia y Perú también están tratando de hacer frente a los problemas relacionados con los flujos entrantes a través de la intervención de los mercados cambiarios y el aumento de los encajes bancarios.