Pemex y Mitsui construirán ducto para importar gas natural

Por
Martes 09 de abril, 2013

La petrolera nacional mexicana, Pemex, suscribió un memorando de entendimiento con la firma japonesa Mitsui para construir un ducto de gas natural desde Tuscon, Arizona, hasta Sásabe, en el estado mexicano de Sonora al otro lado de la frontera estadounidense, señaló la primera en un comunicado.

Acompañando al presidente Enrique Peña Nieto en Japón, el director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, indicó que la línea costaría aproximadamente US$460mn y tendría una capacidad de 770 millones de pies cúbicos (Mpc/d, o 21,8Mm3/d). Todavía resta por determinar el proveedor del gas.

El nuevo ducto es una iniciativa importante del Gobierno mexicano, que busca evitar la escasez de gas natural en el mercado interno.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

La línea probablemente se comunicará con el sistema del noroeste mexicano -licitado por la eléctrica estatal CFE el año pasado-, que comienza en Sásabe. La unidad mexicana de la energética estadounidense Sempra, hoy llamada IEnova, se adjudicó el proceso licitatorio por la línea de 36 pulgadas de diámetro y 560km de extensión.

Pemex y Mitsui también están considerando la posibilidad de construir otra línea de US$800mn para importar más gas natural desde EEUU, agregó Lozoya.

El acuerdo refuerza la posición de Mitsui en el mercado mexicano de gas natural. La firma nipona posee actualmente el 15% de la distribuidora Gas Natural México, 37,5% de la terminal de gas natural licuado Manzanillo, y opera seis centrales termoeléctricas a gas.

Además, la compañía ha participado sin éxito en licitaciones de gasoductos a través de un consorcio con MGI, división de comercio internacional de la filial Pemex Gas y Petroquímica Básica.

Para el analista George Baker, de Mexico Energy Intelligence, la adjudicación directa de esta línea es más de lo mismo.

"Con la bendición del presidente de México, al seleccionar a Mitsui se va a recurrir a una solución ajena al mercado para la escasez de gas natural. Vamos a terminar dependiendo de que Pemex o CFE sean el cliente principal", indicó Baker a BNamericas.

"No hemos avanzado desde la Ley de Gas Natural de 1995", que permitía la participación privada en la infraestructura de transporte de gas natural, concluyó.