Peña Nieto detalla su visión para el gas natural

Por
Martes 13 de agosto, 2013

La propuesta energética del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México pretende crear un mercado para la oferta de gas natural y transferir más facultades fiscalizadoras al regulador local de energía, CRE, señaló el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, el martes.

"Para resolver la paradoja de gas en el subsuelo y escasez en el superficie se requiere un reforma energética de fondo", aseguró el mandatario.

México, a través de la petrolera nacional Pemex, era autosuficiente en el suministro de gas natural en 1997, pero hoy las importaciones cubren un tercio -alrededor de 1.360 millones de pies cúbicos diarios (Mpc/d, o 38,5Mm3/d) en julio- de la demanda nacional.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Una nueva normativa en materia de gas natural solo sería posible si prospera el plan de Peña Nieto de retirar todos los procesos midstream y downstream de las responsabilidades del Estado consagradas en los artículos 27 y 28 de la Constitución.

Si bien todavía no se propone por escrito un plan para promover leyes secundarias que rijan el gas natural, el presidente explicó su visión para esta legislación.

En primer lugar, desea mejorar la planificación de la Secretaría de Energía (Sener) para anticiparse a las necesidades de gas natural en el largo plazo y evitar la escasez, que en el 2012 obligó a Pemex a aplicar recortes de suministro a cientos de empresas.

"Segundo, se fortalecerá la Comisión Reguladora de Energía (CRE) a fin de garantizar la publicación e información relativa a la capacidad y utilización de los ductos", explicó Peña Nieto. "Esta información permitirá mejorar la eficiencia del uso y disponibilidad de los ductos y crear un mercado competitivo con diversos referentes de gas a mejores precios".

"También, será posible la venta de gas por separado del servicio de transporte, con el fin de que los consumidores elijan la opción de suministro más atractiva y se fomente la competitividad", agregó.

Mientras las palabras del presidente sugieren que en el futuro habrá mayor apertura en el transporte, almacenamiento y distribución del gas natural, las modificaciones normativas anteriores no lograron romper el monopolio que Pemex ejerce a través de su filial Pemex Gas y Petroquímica Básica.

Las empresas privadas han tenido acceso al mercado de transporte de gas natural desde 1997, pero en casi todos los proyectos de gas Pemex o la eléctrica nacional CFE actúan como clientes mandantes.

Además, México espera producir más gas -unos 8.000Mpc/d en el 2018 frente a los 6.250Mpc/d de julio- a través de nuevos acuerdos de utilidad compartida para exploración y producción que desarrollarán nuevos prospectos de esquisto.

Las palabras pronunciadas por Peña Nieto el martes señalan que las leyes secundarias probablemente darán mayor competitividad al transporte, almacenamiento y distribución de gas y habrá mayor apertura a la inversión privada, mientras que la CRE funcionará como administrador del mercado.