Ventas de Lanxess se desploman en Latinoamérica

Por
Jueves 08 de agosto, 2013

La química alemana Lanxess anunció que sus ventas en Latinoamérica disminuyeron 16,6% a 276mn de euros (US$367mn) en el segundo trimestre. Ajustadas al tipo de cambio, las ventas decrecieron 14,5%.

En Brasil, las ventas se contrajeron 17% a 200mn de euros.

Lanxess indicó que su segmento de polímeros de alto desempeño en particular registró una considerable contracción en los negocios en la región. El segmento de intermediarios avanzados también registró una baja de dos dígitos en sus ventas. Con un pequeño crecimiento, los químicos de alto desempeño fue el único segmento cuyas ventas se acercaron a los niveles alcanzados el año pasado en Latinoamérica.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

En el primer semestre, las ventas en la región latinoamericana disminuyeron 17,6% a 521mn de euros. Ajustadas al tipo de cambio, las ventas disminuyeron 15,5%. La baja se atribuye a la desaceleración comercial en el segmento de polímeros de alto desempeño. Las ventas también disminuyeron para los intermediarios avanzados, que anotaron una baja porcentual de dos dígitos. En cambio, los químicos de alto desempeño registraron un aumento en sus ventas de apenas un dígito.

La participación de la región en las ventas del grupo llegó a 12,9% en el trimestre y a 12,3% en el semestre, muy por debajo los niveles del año pasado.

En el mundo, Lanxess dijo que comparado con el sólido segundo trimestre del año pasado, las ventas bajaron casi 12% a 2.100mn de euros en el segundo trimestre del 2013. El Ebitda antes de extraordinarios decreció 45% a 198mn de euros. La utilidad neta cayó 95% año con año a 9mn de euros.

Lanxess indicó que no anticipa una mejora en las condiciones comerciales para el segundo semestre del año. "Los clientes continúan liquidando sus inventarios, notoriamente en Asia, y el sentimiento general de los clientes sigue siendo débil", explicó la compañía.

Lanxess señaló que se observó una fuerte caída en los precios de venta por causa de una disminución en los precios de las materias primas, que afectó sobre todo al segmento de polímeros de alto desempeño, importante comprador de butadieno. La continua débil demanda en las industrias automovilísticas y de neumáticos también impacto las ventas.