Bolivia ejecutará garantías de Isolux Corsán

Por
Martes 18 de abril, 2017

El Gobierno boliviano ejecutará US$117 millones (mn) en garantías de Isolux Corsán tras acusar a la endeudada firma española de ingeniería de incumplir varios contratos de infraestructura.

Isolux no avanzó con las obras de la carretera Ixiamas-San Buenaventura y la hidroeléctrica de 200MW y US$398mn Miguillas, señaló el presidente boliviano, Evo Morales. La medida se suma a las recientes cancelaciones de contratos de compañías como la china CAMC Engineering y la india Jindal Steel.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

"Esperamos que los ministros [de Energía y Obras Públicas] ejecuten la boleta de garantía para tener otra vez un espacio para contratar otra empresa", comentó Morales a Radio Panamericana de La Paz. "Vamos a perder tiempo, pero no vamos a perder plata. Lo lamento mucho".

Este mes Isolux se declaró en quiebra y contrató a la empresa de asesoría de Nueva York Alvarez y Marsal para que se haga cargo de su reestructuración. BNamericas no logró conocer la opinión de la firma al respecto.

La oposición boliviana presentará cargos por corrupción y tráfico de influencias contra la compañía luego de que se adjudicara también contratos por tramos de las carreteras Oruro-La Paz y Quiquibey-Yucumo, según la agencia estatal de noticias ABI. A su vez, Isolux no pagó montos acordados con el grupo de abogados Torres Bejarano y Asociados, aseguró Yerko Núñez, senador del partido Unidad Demócrata.

Isolux cuenta con 5.236 trabajadores en 35 países y gestiona proyectos energéticos, hídricos y de infraestructura de transporte.

El izquierdista Morales, que llegó a la Presidencia en 2006, ha expropiado activos y cancelado contratos en sectores como minería, petróleo, electricidad, agua potable, telecomunicaciones, aeropuertos y fondos de pensiones. El año pasado Morales perdió un referendo que buscaba asegurarle un cuarto mandato consecutivo.

Bolivia ha tenido que enfrentar al menos 18 procedimientos de arbitraje desde 2006 como resultado de la cancelación de contratos y expropiaciones de activos de empresas como Glencore, Jindal, Rurelec, South American Silver, Pan American Energy, las españolas Abertis e Iberdrola y la chilena Quiborax.