A. Latina está lista para evolucionar a IPTV

Por
Miércoles 31 de mayo, 2017

La expansión de las conexiones de banda ancha en América Latina prepara el camino para nuevos servicios de televisión por internet y los operadores deben cambiar su enfoque de la infraestructura física a la protección de contenido y un modelo de servicio a largo plazo, según expertos.

Ariel Barlaro, vicepresidente en América de Dataxis, señaló durante un seminario web que los servicios de transmisión libre (OTT) están en aumento en EE.UU., como evidencia el hecho de que las conexiones de banda ancha superaron a las suscripciones de televisión pagada entre 2015 y 2016.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Por otra parte, las suscripciones a televisión pagada están creciendo en paralelo con las conexiones a banda ancha en América Latina, incluso cuando se toma en consideración la caída en las suscripciones de televisión pagada registradas en Brasil debido a la recesión de dos años en el país.

El ancho de banda también está aumentando en América Latina, y las velocidades de la banda ancha se triplicaron entre 2010 y 2016. Esto está creando las condiciones para el desarrollo de servicios de OTT, lo que da a la industria de televisión pagada la oportunidad de transformarse, indicó Barlaro.

A juicio de Barlaro, la televisión pagada se convierte en un complemento de los servicios OTT que compite con dispositivos de transmisión y sistemas de televisión inteligente con sus propios servicios de OTT. En general, los operadores están migrando gradualmente a un modelo de televisión en todos lados.

La televisión pagada evoluciona según la tecnología de transmisión, indicó Gustavo Lerner, titular de redes de telecomunicaciones del proveedor de seguridad Verimatrix. La tecnología análoga ofrecía un ancho de banda limitado, pero los operadores la mantenían debido a las altas inversiones que hicieron en la infraestructura, y la televisión digital luego creó una mayor oferta de programación sin sumar mucho en términos de calidad de imagen o interactividad, según Lerner.

La etapa actual consiste en televisión IP (IPTV). "Los operadores están concretando o considerando la implementación de tecnologías IP para complementar o reemplazar su tecnología actual", indicó Lerner, y añadió que los operadores ahora tienen que plantearse complementar su oferta de servicio con modelos bidireccionales.

Además de cambiar los requerimientos físicos a fin de evolucionar a tecnologías IP, Lerner indicó que los operadores también necesitan implementar protección de contenido y mecanismos de autentificación de dispositivo. La protección del contenido es una forma de resguardar los ingresos, por lo que es importante ofrecer a los operadores y suscriptores las herramientas que anticipen cambios futuros en el segmento de televisión pagada.

En opinión de Lerner, los operadores debieran identificar los nichos donde una tecnología específica puede garantizar el crecimiento. Por ejemplo, tener un OTT con una resolución 4K no sumaría valor si la mayoría de los suscriptores ven contenido en sus teléfonos.