Sponsored content by: sponsored by

Adopte una mentalidad DevOps para acelerar el desarrollo de soluciones OSS

Por
Jueves 08 de febrero, 2018

La combinación de DevOps y microservicios está destinada a impulsar a los proveedores de servicios de comunicaciones (CSP) hacia una nueva y rápida era de SDN (redes definidas por software), NFV (virtualización de funciones de red) y 5G. Los equipos de OSS y BSS, mediante el uso de herramientas novedosas, podrán ofrecer nuevas funcionalidades gracias a una mentalidad basada en la arquitectura de microservicios, la estandarización y automatización de procesos, la cadena de herramientas adecuada, la infraestructura como código y los cambios organizativos.

La metodología DevOps fomenta la cooperación y permite ofrecer soluciones de forma más rápida, repetitiva y progresiva. Los microservicios permiten a cada equipo de DevOps asumir la plena responsabilidad en zonas reducidas de los sistemas y llevar a cabo actualizaciones en cuestión de minutos.

DevOps se basa en dos piedras angulares: la automatización y la «continuidad integral». Al implementar correctamente este enfoque, comenzará a funcionar como una solución PaaS (plataforma como servicio) en que las capas de abstracción han de ser intercambiables y estar separadas entre sí. Tanto la prestación y el mantenimiento de una capa PaaS como las herramientas compartidas entre los equipos DevOps deben ser responsabilidad del equipo de operaciones. Asimismo, el tratamiento de la configuración y de la descripción de la implementación de cada microservicio como código conlleva que se pueda escribir, versionar y mantener como estándar definido por PaaS, como ya ocurre con el código fuente. Y no solo eso: las API correctamente documentadas permiten tanto a los CSP como a terceros desarrollar y ofrecer nuevos productos y funciones de forma automática, además de los sistemas ya existentes.

Este enfoque permite ahorrar tiempo e incrementa la agilidad de los equipos de DevOps, que obtienen retroalimentación en tiempo real sobre los cambios realizados. Los equipos de operaciones asumen el control pleno de la plataforma de entrega, los clientes finales disfrutan de un software más estable y actualizado y la continuidad del negocio está garantizada.