Claro Chile extiende cobertura de roaming de bajo costo

Por
Jueves 04 de enero, 2018

Claro, unidad chilena de América Móvil, extendió su plan de roaming internacional que permite que los clientes paguen la tarifa local de voz y datos cuando viajen a EE.UU. y 16 países de América Latina.

El denominado Roaming Sin Fronteras estará disponible para viajar a Argentina, Perú, Brasil, Uruguay, Paraguay, Colombia, Ecuador, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Panamá, Puerto Rico, Costa Rica, Guatemala, República Dominicana, México y EE.UU.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Claro Chile afirma que el plan reduce los costos de itinerancia en casi 90%. "Si antes veíamos que el minuto costaba alrededor de 1.500 pesos [US$2,48] y el mega, unos 3.500 pesos; hoy el precio de ambos es de 60 pesos. Es el mismo valor que se cobra en Chile cuando te pasas de tu plan", señaló el director de mercado residencial y pyme red fija de Claro Chile, Alfonso Emperanza, en un comunicado. La activación se realiza a través del call center o en el sitio web del operador.

Si bien la idea de un acuerdo de itinerancia en toda la región, como el de la Unión Europea, todavía parece ser un sueño para muchos, Claro Chile ha reducido progresivamente las tarifas de roaming desde diciembre de 2015, cuando lanzó roaming sin fronteras para Argentina, Colombia y Perú, a lo que añadió a México y EE.UU. en enero de 2016 y Brasil en agosto.

"Los usuarios ya no tienen miedo de usar el roaming. Se ha roto un paradigma", agregó Emperanza.

Según el ejecutivo, desde diciembre de 2015 el tráfico de voz y datos en las principales rutas de roaming se ha disparado en 200%.

En octubre, Claro Argentina también extendió su programa de roaming al resto de América, incluidos EE.UU. y Canadá.

Y en el mismo mes, los gobiernos de Chile y Argentina confirmaron un acuerdo para eliminar progresivamente la itinerancia internacional entre los dos países para 2020.

Los cargos por roaming cero para 2020 también son uno de los ocho objetivos establecidos por el bloque de países de la Alianza del Pacífico, compuesto por Chile, Perú, México y Colombia, y se consideran la piedra angular de un mercado digital único en la región que promueve la Cepal.