Los principales proyectos de fibra en la región

Por
Jueves 13 de abril, 2017

Las redes basadas en fibra son consideradas la infraestructura de transporte subterráneo más avanzada para servicios de datos.

Este mes, la capital de Argentina, Buenos Aires, celebró la conferencia latinoamericana de fibra al hogar (FTTH), o FTTH LatAm, la que abordó los despliegues de redes de fibra óptica en la región y analizó cómo los carriers privados están equilibrando sus estrategias de inversión entre cobre y fibra óptica.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Ante esto, BNamericas analiza cuáles son los países de la región que están considerando las redes de fibra como una prioridad para su infraestructura y cómo sus firmas públicas llevan adelante este tipo de despliegues.

ARGENTINA

Con el backbone de fibra más largo de América Latina -de más de 30.000km, muy cerca del de Brasil- Argentina lidera la carrera en la región.

Esta semana, el operador estatal de telecomunicaciones, Arsat, anunció que había terminado un segundo tramo de una infraestructura de comunicaciones de fibra, denominada Refefo, la que ahora debiera iniciar su tercera etapa.

Cuando esté terminada, Refefo abarcará 41.170km y conectará a 23,3 millones de personas.

El despliegue es parte del Plan Federal de Internet, el que apunta a conectar 1.300 localidades en el interior de Argentina en dos años. Actualmente, hay 189 localidades conectadas en todo el país.

El proyecto cuenta con el respaldo del fondo de servicio universal, el que se financia con 1% de los ingresos de los operadores de telecomunicaciones, modelo similar al adoptado por otros vecinos de la región. Brasil, por ejemplo, tiene su propio fondo de universalización, denominado Fust.

Argentina apunta a desembolsar alrededor de 3.600 millones de pesos (US$236mn) de los 4.000mn de pesos que el fondo universal ha acumulado en los años.

BRASIL

El backbone de fibra de Brasil está entre los más antiguos de la región.

En 2010, el proyecto que estableció el programa nacional de banda ancha (PNBL) asignó a la firma estatal de telecomunicaciones, Telebras, las tareas de implementar la red privada de comunicaciones de la administración federal, apoyar las políticas de banda ancha pública y ofrecer infraestructura de telecomunicaciones y redes de soporte para firmas privadas, estados, municipios y entidades sin fines de lucro.

La compañía estatal empezó a implementar el backbone del país ese mismo año.

A fines de 2016, la estructura de fibra óptica del país era de aproximadamente 30.000km de largo, con una capacidad de hasta 1,6Tbps, y 80% se ejecutaba en líneas de transmisión eléctrica en cables y ductos OPGW. Más ampliaciones están en riesgo debido a la complicada presión presupuestaria de Telebras.

Esta semana, el regulador de telecomunicaciones Anatel informó que 3.225 de los 5.571 municipios de Brasil contaban ahora con backhaul celular, que es la parte central de una red de telecomunicaciones que conecta el núcleo de la red con las antenas.

MÉXICO

Con un gran territorio y alta demanda de transmisión sólida de datos, la segunda economía de América Latina trabaja en ampliar su backbone.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) presentó en febrero su proyecto Conectividad Digital, documento que entrega las directrices de políticas públicas para temas relacionados con telecomunicaciones que deben seguirse en la administración actual.

Entre algunos de los proyectos delineados en el plan se encuentran la Red Compartida mayorista, la que busca cubrir 92,2% de la población para 2024; la iniciativa México Conectado, y la construcción de un backbone nacional de fibra.

La SCT informó que su plan es que la firma estatal Telecomm sume 35.000km de fibra a los 20.000km que heredó de la eléctrica estatal CFE.

PERÚ

En junio del año pasado, Perú inauguró su propia red nacional de fibra óptica. El proyecto no es estatal, ya que estuvo en manos del consorcio mexicano Azteca Comunicaciones.

La red comprende 13.500km y busca interconectar la capital Lima con 180 de las 196 capitales provinciales.

La iniciativa demandó una inversión de US$333mn.

En junio de este año, Perú quiere contar con ocho redes de fibra óptica conectadas a la red RDNFO, a fin de elevar las capacidades de internet de alta velocidad del país.

OTROS PROYECTOS

CHILE

Chile planea celebrar este año un proceso de licitación por un proyecto para construir un cable de fibra óptica de 3.000km para conectar el extremo sur del país.

El objetivo es que los operadores privados paguen una licencia de concesión de menor valor y que tengan obligaciones de cobertura para garantizar la recepción del servicio en áreas rurales. La supervisión del proyecto está en manos del regulador Subtel.

REPÚBLICA DOMINICANA

El país caribeño también está construyendo su propia red desde cero.

Recientemente, el titular del regulador de telecomunicaciones Indotel, José del Castillo, indicó que la estructura que está construyendo la firma estatal de transmisión Eted ofrecerá conectividad a 10 provincias que no cuentan con servicios de internet, lo que ayudaría a cumplir la meta de 70% del programa de inclusión digital República Digital.

El presidente Danilo Medina lanzó el programa en abril de 2016 con la meta de desplegar 550km de fibra óptica en el país.

NICARAGUA

Nicaragua firmó un acuerdo con el Banco Mundial y prepara una convocatoria para contratar mano de obra, equipamiento y servicios de consultoría para la implementación de una red fija, como parte de su programa nacional de banda ancha.