El impulso solar de Uruguay, cuatro años después

Por
Lunes 19 de noviembre, 2012

En el 2008 Uruguay estableció un grupo de trabajo multidisciplinario público-privado denominado Mesa Solar para promover esta fuente de energía alternativa en el país.

La creación del grupo de trabajo tuvo lugar paralelamente con la aprobación de una política energética que el Poder Ejecutivo aplicará hasta el 2030.

Uno de los objetivos generales de esta política es la diversificación de la matriz energética para aprovechar las "abundantes" energías renovables del país, entre ellas la solar.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Las autoridades pretenden que el petróleo y sus derivados representen el 40% del parque generador hacia el 2015, seguido por la biomasa (30%), la hidroelectricidad (14%), la energía eólica (7%), el gas natural licuado (5%), el agrocombustible (3%) y la generación solar (1%), según una presentación de la Dirección Nacional de Energía (DNE).

A fines del 2011, la capacidad instalada en el país totalizaba 2,71GW, en su mayor parte obtenida de fuentes hidroeléctricas (1,54GW), seguidas por combustibles fósiles (874MW), biomasa (251MW) y energía eólica (43MW).

Desde el 2009, se han emitido leyes y reglamentos en materia de energía solar térmica y fotovoltaica, y el Instituto Uruguayo de Normas Técnicas se ha estado adaptando a las normas internacionales.

También se han ofrecido incentivos fiscales a través de decretos que permiten a las empresas invertir en equipos solares y rebajar el porcentaje de impuesto asociado a la inversión. Este beneficio también se aplica a la fabricación local de estos equipos.

No obstante, la DNE advierte que, debido a aspectos de naturaleza tecnológica y a los precios asociados, la energía solar térmica está avanzando mucho más rápido que la fotovoltaica.

"De todas formas, se piensa que la fotovoltaica tendrá a mediano plazo una baja de costos y aumento de rendimiento que redundará en una mayor incorporación de esta tecnología", agrega la DNE. Para abril está programado el término de los trabajos en una planta piloto fotovoltaica de 0,5MW junto a la represa Salto Grande, parque que demandó una inversión de US$7mn.

Después de la creación de la Mesa Solar, en el 2010 se creó la asociación Cámara Solar, que agrupa a todas las empresas del sector dedicadas a la fabricación de colectores termosolares. La meta de la cámara es llegar a 1 millón de metros cuadrados de energía solar térmica hasta el 2020.

Ese mismo año, la DNE dio a conocer una cartografía que estimaba un potencial de generación solar de 4-4,8kWh/m2.

En marzo, la estatal uruguaya UTE presentó su Plan Solar, que permite que los usuarios residenciales financien la instalación de sistemas de energía solar térmica mediante préstamos de la entidad bancaria local BHU.

El último hito en el camino hacia un mayor consumo de energía solar en el país es la apertura por parte de la DNE de una sala de datos en que las empresas pueden interiorizarse más sobre los planes del gobierno para incorporar esta fuente energética.

En febrero se convocaría una licitación por contratos de suministro de 6MW de generación solar con UTE que tendrán una validez de 25 años.

Los avances del sector solar uruguayo no han pasado inadvertidos e incluso han recibido cobertura en publicaciones internacionales.

México está comenzando a cumplir un papel importante, y existen pequeños mercados en crecimiento [para la calefacción/refrigeración solar térmica] en Chile, Uruguay y en las provincias del norte de Argentina", señala el informe mundial de energías renovables 2012 del foro energético REN21.