TENDENCIAS: Agnico aumenta su presencia en minería de América Latina

Por
Lunes 08 de junio, 2015

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Agnico Eagle Mines aumenta su presencia en América Latina mediante la adquisición de proyectos en etapas iniciales.

La semana pasada, los accionistas de Soltoro, júnior que centra sus actividades en México, respaldaron que la minera canadiense tomara su control.

En virtud del acuerdo de CA$31,6mn (US$25,4mn), Agnico obtendrá el control de los proyectos de exploración El Rayo, El Tecolote, La Tortuga, San Pedro y Quila que Soltoro posee en el estado mexicano de Jalisco.

Las concesiones se ubican cerca del proyecto de oro El Barqueño que Agnico adquirió en su toma de control por US$180mn de Cayden Resources, operación que concluyó en noviembre.

La empresa tiene previsto que El Barqueño sea su cuarta mina de oro en México, para lo cual asignó US$15mn a un programa exploratorio este año. Agnico es dueña también de las minas Pinos Altos, Crestón Mascota y La India en México.

BRASIL Y PANAMÁ

Además de su creciente cartera en México, Agnico acaba de aumentar su participación en otras dos júniors que centran sus actividades en América Latina.

La empresa suscribió 62,5 millones de acciones ordinarias en Belo Sun Mining por CA$15mn. Ahora Agnico posee cerca del 17,4% de Belo Sun, que planea avanzar en su proyecto de oro Volta Grande en el estado brasileño de Pará.

La minera canadiense adquirió además otros 13,2 millones de acciones de Pershimco Resources por CA$2,24mn, por lo que su participación en la firma llega a 52,7 millones de acciones o un 19,9%. Pershimco espera comenzar en 2016 la producción en su proyecto aurífero Cerro Quema en Panamá.

Si bien las inversiones conceden a Agnico participaciones minoritarias en Belo Sun y Pershimco, ellas podrían allanar el camino para adquisiciones completas en el futuro si los proyectos avanzan según lo planeado.

PANORAMA

El presidente ejecutivo de Agnico, Sean Boyd, señaló que está interesado en fusiones y adquisiciones y México es una locación privilegiada por su rápida tramitación de permisos y sus menores costos de operación respecto de los negocios de la firma en el norte (Canadá y Finlandia).

La empresa podría comprar dos o tres minas o proyectos en un par de años, señaló el ejecutivo en junio de 2014.

Además de México, también podrían invertir en jurisdicciones como Brasil, Perú y Chile, sostuvo su director general de finanzas, David Smith, en noviembre.

Mientras las grandes mineras recortan sus carteras y las júniors luchan por obtener financiamiento, los actores medianos con un sólido balance como Agnico están en buenas condiciones para comprar rápidamente oportunidades bajo la debilidad que vive el mercado.

A pesar de cerrar su acuerdo más grande el año pasado (la compra por US$3.640mn de Osisko Mining y su mina canadiense Malartic, junto con Yamana Gold), Agnico tiene las condiciones financieras para seguir ampliándose en América Latina.

La compañía tenía efectivo y equivalentes de efectivo por US$172mn a fines del 1T y sus minas generan niveles saludables de caja a pesar de la debilidad de los precios de los metales.

BNamericas celebrará la tercera versión del Mexico International Mining Summit el 17 y 18 de junio en Ciudad de México.