SCGás espera que Brasil y Bolivia encuentren coincidencias en gas natural

Por
Lunes 27 de noviembre, 2017

El titular de la distribuidora brasileña SCGás, que atiende al estado de Santa Catarina, conversa con BNamericas sobre sus preocupaciones con respecto al suministro de gas natural después de 2020, cuando expira el contrato de importación entre Petrobras y Bolivia. "Estamos preocupados por el mantenimiento del suministro de gas natural en esta región de 2020 en adelante [...] Aún hay que definir cuestiones relacionadas con el transporte de gas natural y la capacidad en volumen de las líneas", advirtió Cósme Pôlese, que espera que los presidentes de Brasil y Bolivia se reúnan pronto para avanzar en estos temas.

Pôlese también compartió sus impresiones sobre los resultados del plan de inversión de la compañía en 2017, además de sus expectativas para 2018.

BNamericas: ¿Cómo SCGás llevó a cabo su plan de expansión 2017?

Polêse: En 2017, una nueva resolución de la agencia reguladora de petróleo y gas de Brasil [ANP] tuvo gran impacto en los planes de la compañía. Esta resolución determinó que, debido a la caída de los precios del gas natural en el mercado internacional hasta 2016, SCGás debía devolver 104mn de reales [US$32,2mn] al mercado local. Por lo tanto, la distribuidora está devolviendo al mercado una cantidad significativa, que en 2017 correspondió a más de la mitad del total. Como resultado, el flujo de caja de la empresa debió ser restringido.

BNamericas: ¿Esta situación continuará en 2018?

Polêse: Nuestra expectativa para 2018 es positiva. En enero, la ANP publicará una nueva resolución sobre el reajuste del precio del gas natural que afectará directamente nuestras operaciones. La agencia reguladora contrató una empresa consultora para llevar a cabo un análisis sobre la decisión. Desde nuestro punto de vista, la ANP debería flexibilizar las condiciones para la devolución del valor restante. En general, este fue un año atípico para la compañía, que debió reducir sus costos y posponer nuevas inversiones. Fue una medida necesaria para que la empresa pudiera volver a poner los pies en la tierra. Para el próximo año, tenemos lista nuestra propuesta presupuestaria y ahora esperamos la aprobación de la junta directiva.

BNamericas: ¿Qué proyectos está desarrollando SCGás actualmente?

Polêse: Esta semana, SCGás cerró el trato con la compañía que construirá la red local de gasoductos en la ciudad de Lages. El contrato para la red aislada ya está firmado. En enero, emitiremos la autorización de servicio para comenzar los trabajos. No es de nuestros proyectos más grandes, pero tiene una importancia significativa para SCGás, ya que diversifica nuestra cartera. Hay otro proyecto llamado Serra Catarinense, que es el gasoducto que ampliará el suministro de gas natural a la zona rural del estado. Este proyecto avanza actualmente a ritmo lento debido a nuestra contingencia de costos. La línea fue diseñada con un tramo de 140km que conectará las ciudades de Rio do Sul y Lages, pero todavía esperamos el mejor momento para comenzar las obras.

Para el próximo año, esperamos continuar con la extensión del proyecto Serra Catarinense, que apunta a internalizar y democratizar el suministro de gas en regiones alejadas del ducto Gasbol.

BNamericas: ¿En qué fase se encuentran las negociaciones por el nuevo contrato de importación de gas natural con Bolivia, que entraría en vigor en 2020?

Polêse: Puedo decir que estamos preocupados por el mantenimiento del suministro de gas natural en esta región de 2020 en adelante. La preocupación incluye a toda la región sur de Brasil, debido a la expiración del contrato de Petrobras con YPFB. Actualmente, SCGás está conversando con todas las unidades de la federación correspondientes, incluidos los estados brasileños de Mato Grosso, Paraná y Rio Grande do Sul. Creo que en 2018 tomaremos la decisión en este proceso.

Las distribuidoras brasileñas de gas necesitan una definición en esta materia para lanzar una convocatoria pública y recibir gas en las estaciones reguladoras. Hoy podemos lanzar una licitación pública, pero el proveedor no tiene información de cómo se estructurará este contrato en el futuro. Aún hay que definir cuestiones relacionadas con el transporte de gas natural y la capacidad en volumen de las líneas. Nos informaron que el presidente boliviano, Evo Morales, debería hablar con el presidente Michel Temer en algún momento de la próxima semana para continuar este proceso de renegociación para la importación de gas natural.