A 10 años de la promulgación de la ley de gas natural en El Salvador

Por
Viernes 16 de marzo, 2018

En mayo se cumplirán 10 años desde que se promulgó la Ley de Gas Natural en El Salvador. Para saber cómo ha evolucionado el mercado y conocer lo que está por venir, BNamericas conversó con Rocío Aquino, directora de combustibles del Consejo Nacional de Energía.

BNamericas: La Ley de Gas Natural de El Salvador va cumplir ya 10 años. ¿Cuáles han sido los avances desde su publicación en 2008?

Aquino: El Salvador es el único país de Centroamérica con una ley de gas natural que, tal como menciona, se encuentra vigente desde el año 2008. En ese sentido, el marco regulatorio existente sustentó la propuesta de la empresa Quantum, ahora llamada Energías del Pacifico (EDP), en el año 2013, cuando resultó ganadora para generación de 355MW a través de gas natural.

Posteriormente, en el año 2014, el Gobierno de El Salvador, a través de un esfuerzo interinstitucional, elaboró el primer reglamento de la ley, el "Reglamento Especial para Almacenamiento, Autoconsumo, Importación y Exportación de Gas Natural", el cual se encuentra vigente desde diciembre de 2015 y el cual permitirá regular todas las actividades que desarrollará la generación de energía eléctrica a través de gas natural.

En el año 2017, con financiamiento del BID, se realizó una consultoría para apoyar el proceso de complementar los reglamentos en El Salvador, cuyo resultado fueron reglamentos especiales, que contienen procesos administrativos, y los reglamentos técnicos para las áreas de transporte terrestre, estaciones de servicio, talleres de conversión y habilitación, transporte por ductos y distribución por redes. Así mismo, se tiene un primer borrador para establecer la metodología de cálculo de tarifas para ductos y redes.

Actualmente nos encontramos en un proceso de consulta pública que esperamos concluya durante el año 2018 para que luego entren en vigencia todos los reglamentos.

BNamericas: ¿Cómo se ha integrado el gas en la matriz energética? ¿Cómo se ha promovido entre la población, el comercio y la industria y qué acogida ha tenido?

Aquino: Inicialmente, el gas natural en El Salvador será utilizado para generar energía eléctrica. Se espera que la planta de EDP inicie operaciones en 2021 en Acajutla, en el departamento de Sonsonate, más o menos a 80km de la capital, San Salvador.

En el marco de la licitación se consideraron inversiones sociales por parte de la empresa. En ese sentido, EDP ha iniciado un proceso educativo con la población que vive en áreas cercanas a la ubicación de la planta de manera que se conozcan las generalidades del proceso de generación, los beneficios y manejo del gas natural, para así evitar temores en la población.

A nivel industrial, durante el año 2016 se realizó a través del BID una encuesta para evaluar el potencial de consumo en El Salvador, con resultados bastante positivos, ya que las empresas resaltaron su interés en el ingreso del gas natural, dado que este producto puede modificar la matriz de costos de sus procesos productivos y, al mismo tiempo, reducir las emisiones al medio ambiente.

A más largo plazo, estamos seguros de que el gas natural será utilizado en vehículos y posteriormente en los hogares, para lo cual estamos preparando reglamentos que regularán cada una de estas actividades.

BNamericas: ¿En qué temas legislativos y regulatorios se está trabajando actualmente en cuanto al gas?

Aquino: Tal como mencionamos anteriormente, en el año 2017 completamos a través de una consultoría con el BID los reglamentos especiales y técnicos.

En diciembre de 2017, la junta directiva del CNE acordó iniciar un proceso de consulta para la industria, los generadores térmicos y otros interesados en el ingreso del gas natural, de manera que todos estuvieran enterados del contenido de los reglamentos previo a su entrada en vigencia.

Esperamos que durante el 2018 se finalice el proceso consultivo y posteriormente los reglamentos especiales, los cuales contienen los procesos administrativos sobre las actividades reguladas. Estos serán firmados por el presidente de la Republica y publicados en el Diario Oficial para que entren en vigencia.

En el caso de los Reglamentos Técnicos Salvadoreños (RTS), son entregados al Organismo Salvadoreño de Reglamentación Técnica (Osartec), para el respectivo procedimiento de entrada en vigencia.

BNamericas: ¿Cómo se desarrolla la primera terminal de regasificación y la planta térmica asociada, proyecto que lleva adelante Energía del Pacífico?

Aquino: La planta para generación eléctrica a través de gas natural tiene programado el inicio de operaciones en 2021. La información que se tiene por parte de EDP es que han modificado el diseño original y actualmente se están enfocando en la obtención de todos los permisos que permitan su construcción.

BNamericas: ¿Podría ser El Salvador el destinatario final del gas natural que eventualmente Guatemala importe desde México?

Aquino: El marco regulatorio actual permite que El Salvador participe eventualmente como offtaker en caso de que Guatemala importe gas natural desde México. De hecho, El Salvador, junto a Guatemala y Honduras, ya firmaron el Segundo y Tercer Protocolo Adicional al Acuerdo de Complementación Económica entre el Gobierno de México y el Gobierno de Guatemala en materia de comercio y transporte de gas natural, el cual tiene como objetivo establecer de manera clara las condiciones de transporte del gas natural entre los países firmantes.

Adicionalmente, a El Salvador se han acercado distintas empresas que están pensando en iniciar la importación del gas natural a través de transporte terrestre, de manera que también nos estamos enfocando en establecer la regulación que permita tener condiciones claras para los inversionistas.

Es importante destacar que esto puede suceder únicamente si el precio es competitivo a nivel internacional para la importación.

BNamericas: Han trascendido conversaciones entre El Salvador y Bolivia para que este último país envíe gas a El Salvador, por ejemplo. ¿En qué está dicha negociación y cuál es su factibilidad?

Aquino: El Gobierno de El Salvador y Bolivia firmaron en el año 2016 un memorando de entendimiento que tenía como objetivo la cooperación a través de programas y proyectos conjuntos, el intercambio de conocimiento, la formación y capacitación de recurso humano en materia de hidrocarburos y energía. A este instrumento le da seguimiento directamente el regulador del área, es decir la Dirección de Hidrocarburos y Minas del Ministerio de Economía de El Salvador; sin embargo, no se ha identificado la posibilidad que Bolivia pueda enviar gas a El Salvador.