Disputa en OMC podría llevar a cierre de planta de Ericsson en Brasil

Por
Miércoles 19 de octubre, 2016

Una disputa en la Organización Mundial de Comercio (OMC) podría conducir al cierre de la fábrica en Brasil del proveedor sueco de equipos de telecomunicaciones Ericsson.

Un alto ejecutivo de Ericsson confirmó esta semana que el cierre es un riesgo real y que afectaría a unos 1.500 trabajadores. La planta se instaló en 1955 en la ciudad de São José dos Campos, estado de São Paulo.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

En 2015, la Unión Europea y Japón cuestionaron la política industrial de Brasil en la OMC, en particular las políticas para la industria automotriz, lo que generó una investigación que debiera durar dos años.

La industria brasileña de electrónica también emplea las mismas políticas, a través de una ley local de computación que otorga exenciones fiscales a compañías que fabriquen en Brasil a cambio de inversiones en investigación y desarrollo.

Durante un panel en la conferencia de TIC Futurecom en São Paulo esta semana, el titular de Ericsson en América Latina, Sergio Quiroga (en la foto), confirmó el riesgo de cierre de la fábrica.

"Dependemos en gran medida de la ley de computación y haremos todo para que estas 1.500 personas mantengan sus puestos. Pero la ley es esencial para el país y debe mantenerse", señaló Quiroga, quien añadió que varias otras empresas también se verían afectadas si se cambia la ley.

GLOBAL

La opinión de Ericsson sobre el tema relacionado con la OMC no fue compartida por su rival chino, el proveedor de telecomunicaciones Huawei.

El vicepresidente global de relaciones públicas de Huawei, Alfredo Acebal, indicó que los países deben alejarse de leyes que actúan como una forma de proteccionismo.

"Brasil necesita adoptar la globalización. El proteccionismo no es la solución. Lo hemos visto en otros países. Puede ayudar en el corto plazo, pero no es la respuesta en el mediano a largo plazo", indicó Acebal.