Brasil
Entrevista

Los planes de la brasileña Pátria para crecer en negocio de infraestructura de telecomunicaciones

Bnamericas Publicado: lunes, 08 noviembre, 2021
Los planes de la brasileña Pátria para crecer en negocio de infraestructura de telecomunicaciones

Winity Telecom, empresa de infraestructura inalámbrica creada el año pasado por la brasileña Pátria Investimentos, se convirtió en nuevo operador móvil brasileño luego de adquirir una licencia en la licitación nacional de espectro realizada la semana pasada.

Winity pagó 1.400 millones de reales (US$252 millones), lo que constituye una prima de 806%, por un bloque en la banda de 700MHz para servicios 4G. La compañía operará bajo un modelo mayorista y ofrecerá espectro e infraestructura inalámbrica a otros operadores. Además, planea instalar 5.000 torres celulares para 2029.

Las inversiones para Winity salieron de Fundo Pátria Infraestrutura 4, que recaudó US$2.000 millones para constituir la empresa. Pátria tiene más de US$15.000 millones en activos bajo administración y más de 55 empresas en cartera.

En el área latinoamericana de infraestructura de telecomunicaciones, el grupo ya opera en el sector de centros de datos a través de Odata y en el mercado argentino controla Argentina Telecom Infrastructure Solutions (ATIS), operador neutral (mayorista) de infraestructura de telecomunicaciones para empresas locales.

Para conocer más sobre los planes de expansión del grupo, BNamericas conversa con Felipe Pinto, socio de Pátria y jefe de la división de infraestructura, y el presidente ejecutivo de Winity, Sergio Bekeierman (en la foto).

BNamericas: La banda de frecuencia de 700MHz que adquirió Winity, como todas las demás de la subasta, tiene asociada una serie de compromisos de inversión. En este caso, cobertura para carreteras y llevar 4G a ubicaciones sin conectividad. ¿Tienen decidido cómo realizar estas inversiones a partir del próximo año?

Bekeierman: En Pátria contamos con una amplia experiencia en el sector de infraestructura de datos. En 2012 fui uno de los cofundadores de una empresa [Highline] enfocada en este segmento en Pátria. Entonces teníamos la visión de que la llegada de 4G aceleraría la demanda de infraestructura.

Construimos más de 1.300 torres y, en diciembre de 2019, vendimos la empresa a un fondo estadounidense [Digital Bridge, antes Digital Colony].

Durante estos 10 años, hemos adquirido mucha experiencia en la construcción de redes de acceso y estamos muy seguros de nuestras capacidades para enfrentar los compromisos que asumimos en la subasta, que son conectar más de 600 ubicaciones y aldeas remotas sin 4G y más de 30.000km de carreteras federales, que unen partes importantes del país.

Para dar un poco de contexto sobre la licitación, teníamos más de 50 ejecutivos dedicados a comprender cada aspecto de la convocatoria.

Interactuamos con todo el ecosistema de proveedores y socios técnicos para poder presentar una propuesta madura en cuanto a los compromisos de inversión, las dificultades en las regiones que tendríamos que enfrentar, etc.

Transcurrieron 30 días entre la publicación de la convocatoria y la presentación de la propuesta. Un tiempo de preparación muy corto, pero muy intenso.

Pinto: Desde el punto de vista de las necesidades de capital, hay 2.000 millones de reales [en obligaciones de inversión ligadas a la banda], más el derecho a utilizar la frecuencia, que se puede pagar en 20 años.

Internamente, Winity es parte de la cartera del Fondo IV de Pátria, un fondo de US $ 2.000mn que tiene otras inversiones, pero que es totalmente capaz de aportar el capital necesario [para los compromisos de Winity].

Por supuesto, también vamos a cubrir el gasto de capital con contratos de financiamiento a largo plazo, ya sea mediante emisión de obligaciones negociables de infraestructura, contratos a la medida u otras fuentes de financiamiento disponibles.

Bekeierman: Respondiendo específicamente a su pregunta sobre las inversiones del próximo año, ahora pasaremos por una fase intensa, un período de hasta 30 días hasta la firma de los contratos de autorización con [el regulador sectorial] Anatel.

Planeamos aprovechar este período para definir nuestro cronograma de implementación final, respetando el cronograma de inversiones de Anatel, que tiene un horizonte de 2023 a 2029.

BNamericas: Anteriormente mencionaron planes para instalar hasta 5.000 torres en Brasil de aquí a 2029.

Bekeierman: Exactamente. Este compromiso de inversión es válido hasta 2029. Esta cifra es el resultado de un estudio que realizamos para evaluar la necesidad de cubrir aquellos tramos de carreteras y ubicaciones sin 4G.

Pinto: Es una estimación. Puede ser más o incluso menos que eso.

BNamericas: ¿Cuántas torres tiene Pátria/Winity?

Bekeierman: Hoy tenemos un contrato por 500 torres con TIM. De estas, 200 ya fueron entregadas.

Cabe recordar que somos una empresa que comenzó a operar hace un año.

Este proyecto tendrá gran relevancia para la empresa. Contaremos con el apoyo de los mayores fabricantes de torres de telefonía celular del mercado. La magnitud de este proyecto de 5.000 torres es incomparable.

Pinto: Winity ahora se convierte quizás en la principal empresa de torres de Brasil, en América Latina y quizás en una de las más grandes del mundo, al menos durante este período en el que cumplirá con las obligaciones de la licitación.

Este es nuestro modelo. Identificamos un cuello de botella, la necesidad de infraestructura, y si no tenemos una empresa para subsanarlo, la creamos. Hicimos esto en varios sectores, incluso con Odata en 2015, y la compañía es ahora uno de los principales operadores de centros de datos en América Latina.

Winity es resultado de una experiencia muy exitosa con una empresa [Highline] que creamos a partir de nuestro Fondo II. La creamos, desplegamos 1.300 torres y luego la vendimos. La vendimos porque era parte del ciclo de cinco, seis años que teníamos diseñado para ella.

Luego vimos una nueva oportunidad con la consolidación de 4G y el crecimiento de 5G, que requerirá infraestructura adicional para desarrollo inalámbrico. Por eso creamos Winity el año pasado.

BNamericas: El año pasado, la subasta 5G ya estaba en el radar de todos en Brasil. ¿Crearon Winity pensando específicamente en apuntar a la licitación?

Pinto: Cuando aprobamos la inversión en Winity, vimos una gran necesidad de infraestructura inalámbrica, participáramos o no en la licitación.

Tanto es así que Winity nació con un contrato de 500 torres con TIM. Pero la subasta, por supuesto, es parte fundamental de la estrategia de Winity.

Bekeierman: Estamos convencidos de que esta es una industria de gran apetito desde el punto de vista de la infraestructura, con un consumo de datos que crece a una tasa de 30-40% al año. Los operadores siempre tienen ciclos tecnológicos nuevos y diferentes.

Pero entendemos que la subasta sería una gran disrupción en términos de demanda y en términos de nuevas inversiones que contratar. Preparamos la plataforma con un año de antelación no solo para estudiar bien todo esto, sino también para pensar en modelos de negocio y en cómo posicionarnos.

La licitación tuvo mucho éxito al brindar mucha seguridad al modelo de negocio que imaginamos, que es el mayorista. Mirar la frecuencia no solo como una oportunidad de inversión, sino como un elemento más de la infraestructura para integrar con torres, equipos, convertirse en un proveedor de infraestructura lo más completo posible.

En un pasado no muy lejano, cada operador competía por espectro —un activo finito— y cada uno asumía los compromisos [de inversión] construyendo su propia red separada, a menudo de manera superpuesta, con poca racionalidad de inversión.

Venimos con la visión de compartir infraestructura tanto como sea posible. Winity se encuentra ahora en una posición muy privilegiada como primer operador mayorista [en Brasil] en construir infraestructura y brindar eficiencia a las inversiones de nuestros clientes.

BNamericas: ¿Ya iniciaron conversaciones con los “perdedores” de la licitación, que ahora pueden convertirse en sus clientes, o con otros operadores y proveedores de servicios de internet que no participaron en la subasta?

Bekeierman: Hemos estado hablando con toda la industria, incluso antes de la licitación, especialmente porque estábamos armando un modelo innovador para el mercado brasileño, aunque con un referente internacional.

Pero una sorpresa positiva para nosotros fue el nivel de interés, las conversaciones que ya han surgido tras los resultados de la subasta.

BNamericas: Entre las críticas que expresaron algunos actores acerca de la subasta, como el consorcio de proveedores de internet Iniciativa 5G Brasil, estaba la importancia de vender las frecuencias de 700MHz para 4G, junto con la de 3.5GHz para 5G, para que el adjudicatario pudiera aprovechar ambas tecnologías. Eso no sucedió. ¿Se concentrarán entonces en 4G?

Bekeierman: Las frecuencias son agnósticas desde el punto de vista tecnológico. En última instancia, se pueden usar para cualquier tecnología. Quien acaba tomando esta decisión es nuestro cliente, quien debe atender a su cliente final.

La de 700MHz es una frecuencia muy, muy buena, que se ha utilizado como la principal para 4G. Tiene un costo de implementación muy atractivo y una gran posibilidad para la propagación de la señal. Así terminó convirtiéndose en la frecuencia principal para 4G.

El otro punto es que los compromisos de cobertura que asumimos son para “tecnología 4G o superior”, como establecen las bases [de licitación]. La frecuencia de 700MHz tiene características que son de alta calidad, no replicables por otro activo desde el punto de vista de la eficiencia del gasto de capital. Pero se puede usar, y en un futuro cercano debería usarse, para 5G, 6G, 7G.

BNamericas: Correcto, pero no consiguieron la banda de 3.5GHz, que es la principal para 5G.

Bekeierman: Tenemos una visión desde el punto de vista de la inversión en activos maduros, donde podemos ver un uso muy claro de las características. La de 3.5GHz, 5G, es una frecuencia que pasará por una fase de adopción muy grande, de tres a cuatro años. Llevará tiempo madurar esta frecuencia y eso trae más riesgo.

Pinto: Estamos en un negocio de infraestructura que requiere visión, financiamiento y estabilidad a largo plazo, ya sea en tecnología o adopción de espectro. Esto también se tuvo en cuenta. Realmente no vemos que exista un operador mayorista con 5G.

Todavía hay una curva de adopción por alcanzar. Creo que [la 5G] está mucho más relacionada con el negocio [minorista] de los operadores. Nuestra lógica era ser un operador mayorista de tecnologías que ya están consolidadas.

BNamericas: ¿Ya se decidieron por los proveedores de su red?

Bekeierman: No, no hemos tomado ninguna decisión. Tenemos otros 30 días, una segunda ola de trabajo intenso, para completar este plan.

Ya se están llevando a cabo conversaciones con todos los proveedores, pero planeamos esperar hasta fin de año hasta que firmemos los contratos con Anatel, de modo de tomar todas las decisiones importantes para comprometer estos 2.000mn de reales de inversiones.

BNamericas: Además de Winity, Pátria tiene en su portafolio otras empresas de infraestructura digital como Odata y Atis. ¿Ve sinergias entre estas operaciones?

Pinto: La empresa en Argentina es todavía muy pequeña en términos de representación en nuestro portafolio. Nuestro enfoque en infraestructura de datos está en Winity y Odata.

Dejamos el negocio de fibra con la venta de Vogel Telecom a Algar Telecom para mantenernos enfocados en estas dos inversiones, pero obviamente buscamos otras oportunidades en infraestructura fija e inalámbrica en América Latina.

Con respecto a las sinergias, somos muy cuidadosos con el mandato, el objeto de interés, de cada empresa de nuestro portafolio para no confundir los modelos de negocio. Esto también es importante para el momento en que decidamos salir y encontrar compradores que sigan “este activo tiene sentido”.

Cuando vemos la infraestructura de datos, están las torres, que en nuestro caso están bajo la administración de Sérgio, pero no se trata solo de provisión de torres, sino también de equipos y espectro. Pero la atención está centrada en la tecnología inalámbrica.

También están los centros de datos, que son una gran oportunidad de crecimiento y un modelo consolidado. Odata hace muy bien esto, atender a hiperescaladores, que se están expandiendo en América Latina.

Y finalmente está la fibra y aquí hay varios modelos. Inversiones en fibra contratada, fibra al hogar, fibra corporativa, fibra oscura para infraestructura y cables.

Consideramos todo esto como negocios separados. Las sinergias que podamos conseguir están dentro del alcance del gerente, del equipo de Pátria. Sérgio está en el directorio de Odata, yo estoy en el directorio de todas las empresas, y así sucesivamente. Pero no pretendemos crear un gran holding que abarque todos estos negocios.

BNamericas: ¿A qué otros activos apuntan en Latinoamérica?

Pinto: Odata ya opera en toda América Latina, por lo que en centros de datos no tiene sentido que creemos una empresa para transferirla. En otros sectores estamos buscando diferentes oportunidades.

BNamericas: ¿Incluso volver a la fibra?

Pinto: Fibra también. No tenemos restricciones para volver a invertir en fibra siempre y cuando las condiciones que encontremos sean satisfactorias y se ajusten a nuestro modelo de negocio, con demanda contratada, con estabilidad. Nunca sirviendo al consumidor final, sino al [mercado] corporativo B2B.

Para continuar leyendo, suscríbete a BNamericas y obtén todos los detalles sobre este artículo y acceso a otras noticias y reportajes relacionados.

Suscríbete a BNamericas y accede a miles de proyectos, contactos y noticias.

Otros proyectos en: Infraestructura (Brasil)

Accede a información clave sobre miles de proyectos de Infraestructura en Latinoamérica: etapas, capex, compañías relacionadas, contactos y más.

Otras compañías en: Infraestructura (Brasil)

Accede a información clave sobre miles de empresas de Infraestructura en Latinoamérica: proyectos, contactos, accionistas, noticias relacionadas y más.