"La generación de flujo de caja operacional está mejorando, aunque no suficiente para reducir el apalancamiento"

Por
Lunes 20 de mayo, 2013

El perfil crediticio de Braskem, el mayor productor de resinas termoplásticas de América, se está deteriorando mientras la compañía invierte en nueva capacidad y batalla con un depreciado real y el aumento de las importaciones de químicos en Brasil.

BNamericas conversó con Debora Jalles, directora de Fitch Ratings en Río de Janeiro, quien tiene una perspectiva Negativa para Braskem, para analizar la presión sobre la posición crediticia de Braskem, luego de la publicación de los resultados del primer trimestre y el anuncio de una nueva serie de iniciativas gubernamentales destinadas a apoyar a la industria petroquímica brasileña.

 

BNamericas: La perspectiva de Fitch para Braskem es Negativa. ¿Cuándo podría tomarse una decisión sobre la calificación?

Jalles: Fitch no anticipa cuándo se revisarán las calificaciones. Por lo general, son revisadas en 12 meses y, en el caso de Braskem, debiera ocurrir antes de fines del 2013.

BNamericas: ¿Cuáles fueron los puntos destacados en los resultados del primer trimestre de la compañía, en términos de flujo de caja y apalancamiento?

Jalles: Los niveles de apalancamiento todavía son altos para una empresa con grado de inversión en una industria cíclica. La generación de flujo de caja operacional está mejorando, aunque no suficiente para reducir el apalancamiento. Los puntos destacados que se deben revisar durante el 2013 son las ventas de activos y el proyectado aumento en la generación de flujo de caja operacional, debido a las iniciativas fiscales del gobierno.

BNamericas: ¿Cuáles son los principales riesgos para el perfil crediticio de Braskem?

Jalles: La exposición a la industria petroquímica cíclica, los crecientes precios de los insumos, principalmente la nafta, la competencia y el tipo de cambio.

BNamericas: ¿En cuánto estima que las medidas del Gobierno brasileño para apoyar la industria química mejorarán las ganancias y flujo de caja de Braskem?

Jalles: Las recientes iniciativas anunciadas por el Gobierno de Brasil para respaldar la competitividad de la industria química local con impuestos más bajos debieran mejorar marginalmente la rentabilidad y la generación de flujo de caja operacional de Braskem. Sin embargo, Fitch cree que el cambio que se proyecta para el flujo de caja de Braskem no será suficiente para bajar significativamente el apalancamiento de la compañía, que es alto para la categoría de calificación. Como resultado, las calificaciones de Braskem todavía pueden ser rebajadas, en el corto a mediano plazo, en caso de que no ocurra un desapalancamiento.

BNamericas: ¿Braskem todavía tiene la capacidad para realizar una importante adquisición, como los activos de PVC de Solvay Indupa?

Jalles: Braskem tiene una robusta posición de liquidez y cuenta con buen acceso al mercado de deuda para respaldar una adquisición, pero sus actuales indicadores crediticios se ven presionados por ser una empresa con grado de inversión en una industria cíclica. Una adquisición en este momento posiblemente aceleraría un proceso de rebaja.

BNamericas: ¿Qué activos podría vender Braskem para reducir su apalancamiento? ¿Cuánto anticipan en desinversiones?

Jalles: Braskem no ha sido capaz de reducir su apalancamiento a los niveles que espera Fitch. En el escenario base de Fitch para la actual categoría de calificación, se había considerado la venta de activos no estratégicos de Braskem que totalizarían cerca de 1.500mn de reales [US$737mn] en el 2012 y en el primer trimestre del 2013, lo que habría disminuido su apalancamiento a menos de 3,5 veces. Al 31 de marzo de este año, Braskem había vendido solo 652mn de reales en activos. La mayor parte de los ingresos de esta venta se recibirán en el segundo semestre del 2013.