Argentina
Entrevista

Renovables en Argentina: ¿Cómo recuperar el ritmo en la construcción de proyectos?

Bnamericas Publicado: martes, 21 septiembre, 2021
Renovables en Argentina: ¿Cómo recuperar el ritmo en la construcción de proyectos?

Después de su aceleración entre 2018 y 2020, la expansión de la potencia renovable en Argentina ha perdido fuerza, afectada por las restricciones al acceso al crédito en medio de la agitación macroeconómica.

El motor que impulsa al sector energético renovable es el programa RenovAr, lanzado en 2016 para aprovechar la abundancia de recursos del país mediante la promoción de la generación renovable privada a través del modelo de subastas.

Algunos proyectos atrapados en la turbulencia económica —que comenzó a acumularse en el 2T18— siguen en el limbo. El gobierno introdujo recientemente incentivos regulatorios para retomar las obras en proyectos estancados que enfrentarían sanciones por incumplir obligaciones contractuales.

El éxito en este ámbito es vital si Argentina quiere cumplir con las metas definidas en la ley 27.191, que establece, entre otros objetivos, un aporte de las fuentes renovables a la matriz energética de al menos 20% para 2025, proporción que ahora ronda el 11-12%.

Los datos demuestran que RenovAr está funcionando. En 2016, las fuentes renovables representaban alrededor del 2% de la generación, cuota que aumentó a 2,5% en 2018. En 2019 había subido a un 6,1% y a 10% en 2020.

Además de proyectos más pequeños, hay tres parques solares y un parque eólico que entrarían en operación entre julio y septiembre, lo que ampliará el parque generador renovable no convencional argentino en 434MW. Se espera que la nueva capacidad renovable no convencional (ERNC) que entre en funcionamiento próximo año sea menos de la mitad de la potencia comisionada en 2021, según estimaciones actuales.

CONTENIDO RELACIONADO Panorama energético de Argentina

Mucho dependerá de tener los incentivos y las condiciones de mercado adecuados.

Para conocer el sector y sus particularidades, BNamericas conversa con Adolfo Durañona, socio gerente del estudio jurídico internacional Baker McKenzie en Buenos Aires.

CONTENIDO RELACIONADO Radiografía al parque generador de ERNC de Argentina

BNamericas: ¿Cuál es la actual situación del programa RenovAr en Argentina? ¿Podría darnos un breve repaso?

Durañona: Creemos que el programa RenovAr ha sido positivo para el país. Adicionalmente a los buenos resultados de participación del programa, se planteó un esquema que ha dado buenos resultados a pesar de las dificultades macroeconómicas y a la velocidad de cumplimiento de los objetivos de generación. La evidencia es la participación cada vez más preponderante de los renovables en la matriz energética.

El desafío está en consolidar esta curva ascendente, posibilitando la conclusión de proyectos que todavía no consiguen su habilitación comercial, y suficiente capacidad para atender las necesidades de transporte.

El financiamiento de los proyectos sigue siendo un desafío.


Informe de septiembre de 2021 del administrador del mercado eléctrico mayorista Cammesa.
 De la electricidad generada, el 76% corresponden a energía eólica y 10,9% a solar.

BNamericas: En agosto, el gobierno anunció medidas que modifican los términos de prórrogas y multas en el programa RenovAr. ¿Cuál es el propósito o meta de estas medidas?

Durañona: El objetivo es tratar de viabilizar proyectos que se vieron afectados por la situación macroeconómica del país —restricciones para acceder al mercado de cambios que restringieron el pago de préstamos, dividendos, importaciones, etc.— y por los efectos de la pandemia.  

Como resultado de tales anuncios, la Secretaría de Energía emitió la resolución 551/21, que modificó las garantías a cargo de los proyectos de energía renovable bajo la modalidad de Mercado a Término (Máter). Este es el mercado entre privados y se orienta a fomentar que los grandes usuarios compren la energía renovable directamente a los generadores. También, se pretendió liberar la capacidad de transporte en favor de estos últimos. 

Es una medida que otorga un incentivo al sector y afirma el compromiso de cumplir con los objetivos de generación comprometidos bajo la Ley 26.190 [de energías renovables] y sus modificatorias. Como toda norma de alcance general hay aspectos no tratados o que no se ajustan a las necesidades de todos los proyectos, pero creemos que va en la dirección correcta y que, complementariamente, podrían tomarse otras medidas para fomentar el desarrollo de generación renovable. Entendemos que se están evaluando medidas para atender proyectos RenovAr en stand by que, entre otros, liberarían capacidad de transporte, que es una de las demandas del sector.

BNamericas: ¿Cree que las medidas son suficientes para que los proyectos suspendidos avancen en su construcción? ¿Hay otros factores en juego que también deben ser abordados, como la situación macroeconómica y el acceso al crédito?

Durañona: Como mencionamos antes, creemos que la dirección es la correcta, pero sin lugar a dudas hay cuestiones macroeconómicas que —normalizadas, solucionadas o atendidas en general o para el sector— podrían marcar una gran diferencia.

Estas cuestiones no solamente afectan al sector de generación, sino a todos los demás ámbitos que lo complementan, fundamentalmente a los distintos tipos de demanda. Una vez que esa demanda, sobre todo la industrial, se normalice a niveles prepandemia, el verdadero desafío se encontrará en generar un ambiente propicio de crecimiento y estabilidad que permita el desarrollo regular y sostenido del sector.

Por otro lado, en proyectos con necesidad de financiamiento a largo plazo, suministro extranjero y estabilidad como los de renovables, hay aspectos como la reducción de tasas de interés, la actualización tarifaria, el flujo de divisas y procesos de importación que, normalizados, ayudarían a la conclusión de los proyectos en marcha e implementación de otros, tanto en el ámbito del Máter como de generación distribuida.

BNamericas: Argentina claramente ha experimentado problemas en el desarrollo de su sector renovable. Sin embargo, parece que hay bastante potencial. ¿Qué piensa al respecto?

Durañona: Sí, creemos que tiene potencial por las características y condiciones climáticas, pero también por otras industrias que podrían generarse como la del hidrógeno verde. Argentina tiene su ley de hidrógeno hace muchos años y, si bien recientemente parece haber un interés por parte del gobierno por explorar su desarrollo, en los hechos aún no ha habido movimientos al respecto.

BNamericas: ¿Cuándo podríamos ver más dinamismo en el sector renovable argentino?

Durañona: Es difícil estimar un tiempo. Definitivamente ese dinamismo será paulatino a medida que se vayan normalizando los factores macroeconómicos mencionados antes.

Suscríbete a la plataforma de inteligencia de negocios más confiable de América Latina. Permítanos mostrarle nuestras soluciones para Proveedores, Contratistas, Operadores, Gobierno, Legal, Financiero y Seguros.

Suscríbete a la plataforma de inteligencia de negocios más confiable de América Latina.

Otros proyectos en: Energía Eléctrica (Argentina)

Accede a información clave sobre miles de proyectos de Energía Eléctrica en Latinoamérica: etapas, capex, compañías relacionadas, contactos y más.

Otras compañías en: Energía Eléctrica (Argentina)

Accede a información clave sobre miles de empresas de Energía Eléctrica en Latinoamérica: proyectos, contactos, accionistas, noticias relacionadas y más.

  • Compañía: Eolia Renovables S.A.  (Eoliasur)
  • Eolia Renovables S.A. (Eoliasur) es una empresa argentina de energía renovable fundada en 2011 y dedicada al desarrollo de proyectos eólicos y solares. Su cartera incluye nueve ...