Legislador del PRI plantea urgencia de reforma energética

Por
Miércoles 31 de octubre, 2012

Los parlamentarios del mexicano Partido Revolucionario Institucional (PRI), flamante triunfador de las últimas elecciones, respaldarán al presidente Enrique Peña Nieto en sus tentativas de introducir una reforma energética, señaló el diputado del PRI y presidente de la comisión de energía de la Cámara Baja, Javier Treviño, en un discurso.

"Una reforma energética de fondo -que resguarde la propiedad y la rectoría fundamental del Estado mexicano sobre los recursos energéticos y, a la vez, promueva la inversión y facilite el aprovechamiento de la participación privada- es absolutamente impostergable", indicó a la comisión parlamentaria.

Las elecciones de julio reestablecieron la posición dominante del PRI en la política mexicana al obtener Peña Nieto la presidencia y asegurar el partido una mayoría en la Cámara Baja.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Treviño manifestó que en el actual período parlamentario esperan liberar al país de políticas energéticas anticuadas.

"El pueblo de México no merece ser rehén de atavismos ideológicos rebasados, cuya única consecuencia ha sido el retraso de un mayor bienestar para la población, la pérdida de competitividad para la industria del país y la falta de acciones decididas para aminorar la vulnerabilidad frente a la reducción de nuestras reservas y a las volátiles condiciones del escenario energético internacional", planteó el legislador a la comisión.

La oposición a cualquier forma de privatización está encabezada por la izquierda, representada por la segunda mayoría, el candidato del Partido de la Revolución Democrática, Andrés Manuel López Obrador.

A pesar de los reparos de la izquierda, Treviño fue claro acerca de la propiedad de los recursos energéticos mexicanos.

"La potestad soberana del Estado mexicano sobre los diversos recursos energéticos con que contamos en el país no está ni estará jamás a discusión", recalcó.

"Lo que sí es necesario y urgente es replantear la forma en la que el Estado ejerce su rectoría sobre dichos recursos para asegurar que su eficaz explotación, procesamiento y distribución contribuya -ante todo- a la seguridad energética de la nación".

Lo que todavía no está definido son las políticas específicas que el PRI incluiría en una reforma energética, además de mantener la propiedad de los recursos con el Estado.

Treviño prefirió no hacer comentarios al ser consultado por BNamericas sobre las medidas específicas que incluiría una eventual reforma o su probable cronograma.