Argentina
Comunicado de Prensa

Fitch rebaja calificación de Argentina a 'CCC-'

Bnamericas Publicado: miércoles, 26 octubre, 2022

Por Fitch

*Este comunicado fue traducido por un sistema automático

Fitch Ratings - Nueva York - 26 de octubre de 2022: Fitch Ratings ha bajado las calificaciones de incumplimiento de emisor (IDR) en moneda extranjera (FC) y moneda local (LC) de largo plazo de Argentina a 'CCC-' desde 'CCC'. Fitch normalmente no asigna Perspectivas a soberanos con una calificación de 'CCC+' o inferior. Fitch eliminó las IDR de Largo Plazo de la Observación Bajo Criterios (UCO).

Rebaja de IDR: La rebaja de la IDR de FC de Argentina a 'CCC-' refleja desequilibrios macroeconómicos profundos y una posición de liquidez externa altamente restringida, que Fitch espera que socave cada vez más la capacidad de pago a medida que el servicio de la deuda en moneda extranjera aumenta en los próximos años. Un Servicio Ampliado del Fondo (EFF, por sus siglas en inglés) con el FMI lanzado en marzo aún no ha demostrado ser un ancla sólida para las mejoras de políticas para generar reservas internacionales y mejorar las perspectivas de recuperación del acceso al mercado y no está claro si esto será posible lograrlo en algún momento. resultado de las próximas elecciones de 2023, aumentando los riesgos de un eventual evento crediticio. La rebaja de la IDR de LC a 'CCC-' refleja la opinión de Fitch de que la capacidad de pago en moneda local también está comprendida, ya que una gran carga de vencimientos en pesos que vencen el próximo año podría ser difícil de refinanciar en caso de un mercado preelectoral. nervios.

Reservas extranjeras bajo presión: el superávit en cuenta corriente se está erosionando (Fitch espera que cambie a un déficit del 0,4 % del PIB en 2022) y los controles de capital han contenido, pero no detenido por completo, las salidas, lo que refleja en gran medida las distorsiones monetarias y cambiarias. Las reservas internacionales netas (NIR; reservas brutas menos pasivos líquidos en divisas, como el swap de China) cayeron a USD 1300 millones en agosto desde USD 2300 millones a fines de 2021, y mucho más netas de financiamiento EFF, antes de saltar a USD 5,5 mil millones a mediados de octubre sobre el "dólar soja" (una oportunidad de un mes para que los productores de soja liquiden divisas a un tipo de cambio preferencial). Sin embargo, es probable que NIR vuelva a estar bajo presión debido a los pagos de importación (muchos se pospusieron desde mediados de año debido a un requisito del BCRA de que los importadores busquen financiamiento comercial de 180 días) y una mala cosecha de trigo. El BCRA está reforzando los controles de divisas, lo que podría contener las caídas de las reservas, pero la acumulación sostenida prevista en la EFF parece poco probable en ausencia de un cambio holístico en la política cambiaria.

Inflación récord: Fitch proyecta que la inflación alcanzará el 100 % en 2022 desde el 51 % en 2021, su nivel más alto en décadas, impulsada por un excedente monetario, presiones de precios globales y expectativas de devaluación que contaminan los comportamientos de fijación de precios. El BCRA elevó su tasa de política a 107% (porcentaje anual) desde 45%, luego de años de mantenerla estable, aunque esto aún no ha generado las tasas reales positivas previstas en la EFF. Si bien el BCRA ha reducido el financiamiento de la tesorería según lo requerido en la EFF, ha tomado otras medidas con efectos monetarios similares (por ejemplo, una intervención masiva para estabilizar el mercado local de bonos a mediados de año). Estos han aumentado considerablemente las necesidades de esterilización al mismo tiempo que las tasas de interés más altas han elevado el costo de hacerlo, ejerciendo más presión sobre el ya débil balance del BCRA y restringiendo su flexibilidad política.

Consolidación fiscal lenta: el déficit presupuestario primario está disminuyendo en el segundo semestre de 2022 después de un desliz en el primer semestre de 2022 por un control más estricto del gasto y la erosión de las pensiones y los salarios por el aumento de la inflación, y Fitch espera que alcance el objetivo de EFF del 2,8 % del PIB para 2022 (esto excluye contabilidad ganancias en las re-aplicaciones de bonos que el FMI descubrió que eran falsas). Alcanzar el objetivo del 1,9 % en 2023 será un desafío: las autoridades han anunciado que una tan esperada reducción de los subsidios a la energía podría generar ahorros de alrededor del 0,5 % del PIB en 2023, pero ninguna otra medida estructural importante además de esta, y la presión del gasto ser alto dadas las elecciones y una fuerte desaceleración esperada del crecimiento. La consolidación podría volverse cada vez más difícil, dado que el aumento de la inflación está beneficiando las cuentas fiscales ahora, pero agregará presión más adelante debido a la indexación regresiva.

Aumentan los Riesgos de Financiamiento: Las autoridades han satisfecho sus necesidades de financiamiento principalmente en el mercado local de pesos, ya que se ha reducido el financiamiento del BCRA. Esto ha requerido plazos más cortos y tasas más altas, lo que ha resultado en un cúmulo de vencimientos a mediados de 2023 que podría ser difícil de renovar en medio de posibles nervios electorales. Los riesgos de pago de la deuda en moneda extranjera también podrían aumentar. Incluso los cupones incrementales relativamente bajos en bonos reestructurados (USD 2 mil millones en 2023 y USD 3 mil millones en 2024) podrían ser difíciles de pagar si las reservas se mantienen en niveles críticos. La capacidad para cumplir con los grandes pagos de amortización que comenzarán en 2025 dependerá de una acumulación sustancial de reservas de divisas y la recuperación del acceso al mercado, lo que Fitch espera que sea difícil de lograr incluso en cualquier resultado electoral.

Riesgos de sostenibilidad de la deuda pública: Fitch proyecta que la deuda del gobierno central aumentará al 84 % del PIB en 2022 desde el 81 % en 2021 y se mantendrá estable a partir de entonces, aunque esto no es indicativo de la sostenibilidad de la deuda. Un déficit primario, una débil tendencia de crecimiento y la indexación de la mayoría de los títulos del mercado de pesos a la inflación debilitan la dinámica de la deuda. Las tasas de interés reales profundamente negativas compensan esto, pero serán menos favorables si las autoridades pasan de un financiamiento del BCRA con prácticamente cero intereses a un financiamiento de mercado más costoso, y si aumentan los cupones de los bonos reestructurados. La apreciación real del peso también está ayudando a la dinámica de la deuda, pero esta no es una tendencia sostenible.

El impulso del crecimiento se desacelerará: Fitch revisó su crecimiento del PIB real proyectado para 2022 hasta 4.6%, dado un impulso mejor al esperado en lo que va del año. La alta inflación ha erosionado los ingresos reales, pero también ha incentivado la aceleración del gasto, respaldando el crecimiento por ahora. Sin embargo, el crecimiento está destinado a desacelerarse en el contexto de una inflación creciente, ajustes de política y restricciones cambiarias que corren el riesgo de privar al sector productivo de los insumos necesarios. Las incertidumbres macro y la ausencia de una agenda para abordar los problemas de competitividad de larga data socavan la perspectiva de crecimiento a mediano plazo, aunque esto podría mejorar si una agenda para abordar estos problemas cobra fuerza después de las elecciones.

Massa se hace cargo: Las condiciones políticas para el ajuste de políticas parecen haber mejorado con el nombramiento de Sergio Massa (un peso pesado en la coalición peronista gobernante) como ministro de Hacienda en agosto, después de años en los que las tensiones dentro del peronismo obstaculizaron tal agenda. El endurecimiento monetario y los recortes de los subsidios a la energía son signos de progreso. Sin embargo, un plan de política integral necesario para impulsar la confianza sigue siendo difícil de lograr, y parece poco probable que surja hasta después de las elecciones de 2023. La oposición parece estar bien posicionada para ganar, luego de su fuerte desempeño en las elecciones intermedias de 2021 y dada la baja popularidad de la administración de Alberto Fernández. Sin embargo, un entorno social y político complejo podría complicar los ajustes en cualquier resultado electoral.

Argentina tiene un puntaje de relevancia ESG (RS) de '5' tanto para la estabilidad y los derechos políticos como para el estado de derecho, la calidad institucional y regulatoria y el control de la corrupción. Estos puntajes reflejan el alto peso que los Indicadores de Gobernanza del Banco Mundial (WBGI) tienen en el Modelo de Calificación Soberana propiedad de Fitch. Argentina tiene una clasificación media en el WBGI en el percentil 46, equilibrando una voz y responsabilidad moderadamente altas, un nivel moderado de corrupción y un historial reciente de transiciones políticas pacíficas con una capacidad institucional débil y una aplicación desigual del estado de derecho.

SENSIBILIDADES DE CLASIFICACIÓN

Factores que podrían, individual o colectivamente, conducir a una acción de calificación negativa/rebaja:

-Finanzas públicas: Señales de probable incumplimiento de los acreedores privados, incluida la intensificación de las tensiones financieras que aumentan los riesgos y los incentivos para que el soberano pierda, vuelva a perfilar unilateralmente o renegociar los próximos pagos de bonos.

Factores que podrían, individual o colectivamente, llevar a una acción/mejora de calificación positiva:

--Finanzas externas: una acumulación sostenida de las reservas internacionales del banco central respaldada por ajustes de política creíbles;


--Finanzas Públicas: Implementación de un ajuste fiscal creíble que ponga la deuda del gobierno/PIB en un camino descendente y mejore materialmente el acceso al financiamiento del mercado;


--Macro: Mayor confianza en un plan de política que podría apoyar la recuperación económica y mejorar la estabilidad macroeconómica.


MODELO DE CALIFICACIÓN SOBERANA (SRM) Y SUPERPOSICIÓN CUALITATIVA (QO)

El SRM propiedad de Fitch asigna a Argentina una calificación equivalente a una IDR en moneda extranjera a largo plazo de 'B-'. Sin embargo, de acuerdo con sus criterios de calificación, el comité de calificación soberana de Fitch no ha utilizado el SRM y QO para explicar las calificaciones en este caso. En cambio, las calificaciones de 'CCC+' e inferiores se guían por las definiciones de calificación.

El SRM de Fitch es el modelo de calificación de regresión múltiple patentado por la agencia que emplea 18 variables basadas en promedios centrados de tres años, incluido un año de pronósticos, para producir una puntuación equivalente a una IDR LT FC. La QO de Fitch es un marco cualitativo prospectivo diseñado para permitir el ajuste de la salida de SRM para asignar la calificación final, reflejando factores dentro de nuestros criterios que no son completamente cuantificables y/o no se reflejan completamente en el SRM.

ESCENARIO DE CALIFICACIÓN DEL MEJOR/PEOR CASO

Las calificaciones crediticias en escala internacional de emisores soberanos, finanzas públicas e infraestructura tienen un escenario de mejora de calificación en el mejor de los casos (definido como el percentil 99 de las transiciones de calificación, medido en una dirección positiva) de tres escalones en un horizonte de calificación de tres años; y un escenario de rebaja de calificación en el peor de los casos (definido como el percentil 99 de las transiciones de calificación, medido en una dirección negativa) de tres escalones durante tres años. La gama completa de calificaciones crediticias en el mejor y el peor de los casos para todas las categorías de calificación varía de 'AAA' a 'D'. Las calificaciones crediticias del mejor y el peor de los casos se basan en el desempeño histórico. Para obtener más información sobre la metodología utilizada para determinar las calificaciones crediticias específicas del sector en el mejor y el peor de los casos, visite https://www.fitchratings.com/site/re/10111579.

REFERENCIAS PARA UNA FUENTE SUSTANCIALMENTE IMPORTANTE CITADA COMO IMPULSOR CLAVE DE LA CALIFICACIÓN

Las principales fuentes de información utilizadas en el análisis se describen en los Criterios Aplicables.

CONSIDERACIONES ESG

Argentina tiene un puntaje de relevancia ESG de '5' para Estabilidad Política y Derechos, ya que los Indicadores de Gobernanza del Banco Mundial tienen el peso más alto en el SRM de Fitch y, por lo tanto, son altamente relevantes para la calificación y un factor clave de calificación con un peso alto. Como Argentina tiene un rango percentil por debajo de 50 para el respectivo Indicador de Gobernanza, esto tiene un impacto negativo en el perfil crediticio.

Argentina tiene un puntaje de relevancia ESG de '5' para Estado de derecho, calidad institucional y regulatoria y control de la corrupción, ya que los indicadores de gobernanza del Banco Mundial tienen el peso más alto en el SRM de Fitch y, por lo tanto, son muy relevantes para la calificación y son un factor clave de calificación con un peso alto Como Argentina tiene un rango percentil por debajo de 50 para los respectivos Indicadores de Gobernanza, esto tiene un impacto negativo en el perfil crediticio.

Argentina tiene un puntaje de relevancia ESG de '4[+]' para derechos humanos y libertades políticas, ya que el pilar Voz y rendición de cuentas de los Indicadores de gobernabilidad del Banco Mundial es relevante para la calificación y un factor de calificación. Dado que Argentina tiene un rango percentil superior a 50 para el respectivo Indicador de Gobernanza, esto tiene un impacto positivo en el perfil crediticio.

Argentina tiene un puntaje de relevancia ESG de '4' para los derechos de los acreedores, ya que la voluntad de servir y pagar la deuda es relevante para la calificación y es un factor de calificación para Argentina, como para todos los soberanos. Como Argentina tiene una reestructuración de la deuda pública bastante reciente en 2020, esto tiene un impacto negativo en el perfil crediticio.

A menos que se indique lo contrario en esta sección, el nivel más alto de relevancia crediticia ESG es una puntuación de '3'. Esto significa que los problemas de ESG son neutrales para el crédito o solo tienen un impacto crediticio mínimo en la entidad, ya sea por su naturaleza o por la forma en que la entidad los gestiona. Para obtener más información sobre las puntuaciones de relevancia ESG de Fitch, visite www.fitchratings.com/esg.

Si prefiere no recibir comunicaciones futuras de Fitch Ratings, infórmenos haciendo clic aquí. Fitch Ratings, 33 Whitehall Street 18th Floor, Nueva York, NY 10004 Estados Unidos

Suscríbete a la plataforma de inteligencia de negocios más confiable de América Latina. Permítanos mostrarle nuestras soluciones para Proveedores, Contratistas, Operadores, Gobierno, Legal, Financiero y Seguros.

Suscríbete a la plataforma de inteligencia de negocios más confiable de América Latina.

Otros proyectos

Accede a información clave sobre miles de proyectos en Latinoamérica: etapas, capex, empresas relacionadas, contactos y más.

  • Proyecto: Tocantinzinho
  • Etapa actual: Difuminado
  • Actualizado: hace 5 horas

Otras compañías en: Riesgo Político y Macroeconomía

Accede a información clave sobre miles de empresas en Latinoamérica: proyectos, contactos, accionistas, noticias relacionadas y más.

  • Compañía: Gobierno de la República de Surinam
  • El Gobierno de la República de Surinam es la administración pública establecida por su Constitución en 1987. Está compuesto por el Gabinete del Presidente, integrado por el Pres...