Brasil
Reportaje

Robo de cables de cobre se dispara ante pandemia y precios altos

Bnamericas Publicado: martes, 04 mayo, 2021
Robo de cables de cobre se dispara ante pandemia y precios altos

El robo de cables de cobre es un antiguo problema de Brasil, así como de otros países latinoamericanos, pero dicha actividad se incrementó durante la pandemia, especialmente debido a que los precios del metal se han disparado, según muestran las estadísticas.

El problema afecta a las personas de diversas formas, desde cortes de luz e internet hasta fallas en los semáforos.

En São Paulo, de enero a septiembre de 2020, las autoridades de tránsito reportaron 3.228 casos de robo de alambres de cobre, lo que supone un aumento de 116% con respecto a 2019.

En el primer semestre de 2020, la empresa de tráfico local reemplazó 15.000m de cables robados de los semáforos.

Los casos provocaron pérdidas de 10 millones de reales (US$1,84mn) para la empresa de ingeniería de tráfico CET, que atribuye el alza a los efectos de la pandemia, ya que la pobreza y el desempleo acelerados por la crisis sanitaria podrían haber empujado a más personas a participar en el comercio ilegal de cobre.

En Belo Horizonte, una de las seis ciudades más grandes de Brasil, la distribuidora Cemig también sostiene que el robo de cables de cobre se ha vuelto cada vez más común, lo que genera interrupciones en el suministro eléctrico, funcionamiento incorrecto de las señales de tráfico y redes telefónicas inoperables.

Para abordar el problema, Cemig está invirtiendo en un sistema para monitorear cables y reportar casos de interrupciones en las redes de transmisión y distribución.

El proyecto, actualmente en curso, implica la implementación de fibra óptica en la red eléctrica. Con la fibra óptica en el núcleo del cable, es posible identificar de antemano el intento de robo, ya que la fibra también puede servir como sensor de ruido, según la empresa.

Además, la red híbrida dificulta que los delincuentes extraigan el cobre.

“Debido a que este cableado es en parte cables metálicos y en parte cables de fibra óptica en un solo conjunto, a los delincuentes les resulta más difícil separar los materiales para venderlos en el mercado negro. Esto inhibirá el robo de los componentes de la red de distribución de energía eléctrica”, señaló en un comunicado el director de ingeniería técnica de Cemig, Carlos Nascimento.

En la capital, Brasilia, las pérdidas de CEB Distribuição en 2019, antes de la pandemia, ya eran las segundas más altas de los últimos 14 años. Ese año se robaron más de 42.000m de cable de cobre.

En Río de Janeiro, una encuesta realizada por la asociación local de empresas de telecomunicaciones detectó el robo de 4 millones de cables de cobre en 2019, lo que generó pérdidas estimadas en 700mn de reales y perjudicó a 5 millones de usuarios.

“El robo solo ocurre porque hay personas que compran el material robado”, aseveró en un comunicado André Ferreira, consultor sénior de seguridad corporativa de ICTS Security, con sede en Israel.

Ferreira indicó que las autoridades deben actuar en el extremo receptor, generalmente empresas que procesan pequeñas cantidades de chatarra. En esa etapa, el cable de cobre, ya pelado y quemado, se revende como chatarra más grande.

En la cima de esta pirámide se encuentran grandes plantas de cobre, según la consultora, que terminan comprando materia prima ilegal incluso sin su conocimiento directo.

“A este nivel es casi imposible rastrear el origen de la materia prima, que es triturada y reprocesada para volver a ingresar al mercado”, manifestó Ferreira.

“Las acciones de inteligencia para llegar a los destinatarios y la aplicación de penas más estrictas son las formas de reducir este tipo de delitos”, añadió.

En los últimos años, las empresas de telecomunicaciones han trabajado en el desmantelamiento de cables de cobre y de otros metales, reemplazándolos por fibra óptica más resistente y rápida, un material que no tiene tanto valor comercial como el cobre.

No obstante, los cables de fibra óptica se confunden comúnmente con cables metálicos e igualmente terminan siendo vandalizados.

Los robos son tan comunes que un operador de telecomunicaciones en Río de Janeiro colocó un letrero en una de sus cajas de cable urbanas para advertir a los ladrones sobre el material utilizado.

El letrero decía: "Este cable no tiene cobre. No vale nada".

Suscríbete a la plataforma de inteligencia de negocios más confiable de América Latina. Permítanos mostrarle nuestras soluciones para Proveedores, Contratistas, Operadores, Gobierno, Legal, Financiero y Seguros.

Suscríbete a la plataforma de inteligencia de negocios más confiable de América Latina.

Otros proyectos en: TIC

Accede a información clave sobre miles de proyectos de TIC en Latinoamérica: etapas, capex, compañías relacionadas, contactos y más.

Otras compañías en: TIC (Brasil)

Accede a información clave sobre miles de empresas de TIC en Latinoamérica: proyectos, contactos, accionistas, noticias relacionadas y más.

  • Compañía: Ligga Telecomunicações S.A.  (Ligga Telecom)
  • Ligga Telecom, anteriormente Copel Telecom, es filial de Companhia Paraenense de Energia y ofrece servicios de telecomunicaciones y comunicaciones. Durante 2015, la firma atendi...