Panamá , Costa Rica , Nicaragua , República Dominicana , Honduras , Guatemala , El Salvador y Belice
Entrevista

La receta de BCIE para fomentar la agenda de electromovilidad de Centroamérica

Bnamericas Publicado: martes, 15 noviembre, 2022
La receta de BCIE para fomentar la agenda de electromovilidad de Centroamérica

Centroamérica desea contar con cada vez más proyectos de electromovilidad en beneficio del usuario y el medioambiente. De acuerdo con el presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi, la bolsa de la que disponen sus países miembros podría alcanzar hasta US$1.000 millones. Sin embargo, problemas como la falta de autobuses eléctricos y los trámites de los proyectos ferroviarios han desacelerado el desarrollo de estos proyectos. 

Mossi platicó con BNamericas sobre estos obstáculos y lo que el banco de desarrollo hace para poder superarlos. 

BNamericas: ¿Cuáles son los proyectos de movilidad más relevantes para Centroamérica?

Mossi: La electromovilidad son varias dimensiones, quizá la más ambiciosa y de ticket más alto es la movilidad eléctrica a través de los trenes, como el tren de San José (Costa Rica), el tren en San Salvador, el tren en Guatemala y en República Dominicana, que están avanzando muchísimo. Son proyectos que desgraciadamente avanzan lento, ya que son muy complejos, pero ahí van. De hecho, en República Dominicana ya aprobamos el préstamo para una extensión de la línea del metro 2C y recientemente estamos en conversaciones también para financiar la otra expansión de Santo Domingo hacia su aeropuerto. Entonces, la movilidad eléctrica es un tema que hemos estado apoyando mucho desde que yo entré hace cuatro años. Son iniciativas un poco grandes y lentas, pero los estudios de factibilidad toman tiempo. 

Reconozco que el primer gobierno que nos puso en la agenda el tema de la movilidad eléctrica fue Costa Rica, porque es un país que tiene 99,9% de generación de energías renovables y nos decían: para completar nuestra misión de ser un país sustentable necesitamos “descarbonizar” el sector del transporte. Nuestra agenda es escuchar la demanda de los países, y no tenemos ruido de otros lados que venga con ideas globales sino con ideas locales.  

BNamericas: ¿Qué otros proyectos de electromovilidad ferroviaria tienen en la región? 

Mossi: Tenemos dos proyectos en Costa Rica, el tren eléctrico de San José; está el Telca, que es el Tren Eléctrico Limonense de Carga en el Caribe costarricense, que conecta Limón con las zonas productoras del norte del país y se extiende muy al medio de Costa Rica. Está el tren de El Salvador, que son cerca de 60km, los cuales unen a San Salvador con el puerto de Acajutla, recién acaba de terminar su estudio de factibilidad. En Guatemala estamos con el proyecto del tren interoceánico que es de costa a costa pasando por Ciudad de Guatemala. En República Dominicana estamos haciendo el estudio de factibilidad del tren entre Santo Domingo y Santiago de los Caballeros, que es la segunda ciudad más grande. También tenemos ya la legalización del préstamo para la extensión del metro hacia el este de la ciudad de Santo Domingo. Esos son los proyectos ya en marcha que sumados estimo son US$5.000 millones.

 BNamericas: ¿Cuáles han sido los principales obstáculos para desarrollar estos proyectos? 

Mossi: Cada vez que cambia un gobierno vuelve a repensar el proyecto, entonces, el diseño y preparación de documentos técnicos de un ferrocarril toma mucho tiempo. Por ejemplo, en Costa Rica nos tomó toda la administración pasada preparar documentos para licitar el tren eléctrico, llegó el nuevo gobierno y se decidió priorizar una de las tres líneas que el gobierno anterior quería hacer de manera simultánea. Y está bien, pero obviamente esto introduce una demora. Un cambio de administración es un cambio de prioridades, y es natural. Hasta Belice tiene una iniciativa ferroviaria para conectarse con el Tren Maya en el norte de Belice cerca del estado [mexicano] de Yucatán.

BNamericas: Si los proyectos avanzan lentamente, ¿por qué se ha convertido en un tema tan relevante en la región? 

Mossi: Algo que nos ha preocupado a nosotros en Centroamérica es el tema del impacto del combustible en la economía. Lastimosamente en Centroamérica no producimos petróleo y, cada vez que varía el precio de los combustibles, sube el precio de los combustibles y derivados. En ese momento, el consumo privado baja y obviamente genera menor actividad económica en toda la región. Esto aplica para todos los países miembros del BCIE, los beneficiarios como Belice, Guatemala, Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana. Entonces, [la electromovilidad] es una de las formas de salir de esta dependencia del precio de los combustibles.

Además, es bueno para el medioambiente. Hay un poco de incredulidad respecto a la idea de que la movilidad eléctrica es conveniente para nuestros bolsillos. Costa Rica creó una caravana de carros eléctricos centroamericana, salió de Costa Rica y subió hasta Guatemala para mostrar que es posible ahorrar dinero, que es posible ayudar al medioambiente. El cambio climático nos afecta mucho en Centroamérica, y creo que el mundo nos ha escuchado del lado de los financistas, pero ahora falta que nos vendan los carros. Estamos atendiendo a esa demanda de la sociedad civil. También se ha vuelto una necesidad de empresas que son verdes y quieren ser totalmente verdes y sustentables.

BNamericas: ¿Hay algún área en específico de la electromovilidad en la que se estén enfocando?

Mossi: Nuestro enfoque principal fueron los autobuses como una buena forma de transporte público eléctrico. Ya muchos países están muy avanzados: El Salvador, Costa Rica y Panamá, y hemos apoyado en la medida de lo posible a esos países para cambiar su marco legal y permitir la entrada de la movilidad eléctrica. Hay barreras a veces absurdas, pero que son la ley. Tanto en Guatemala como en Honduras, la instalación de un enchufe para poder conectar el carro por ley sería comercializar energía eléctrica porque estoy vendiendo energía eléctrica a un tercero, entonces, es necesario modificar la ley para aclarar que esto es un servicio privado. Son temas que ya Panamá, Costa Rica y El Salvador resolvieron, Nicaragua también está bastante avanzado en ese tema. 

BNamericas: ¿En qué estado se encuentran los proyectos para introducir autobuses eléctricos en estos países?

Mossi: Tenemos financiamiento y marcos legales que están teniendo una concreción, pero lo que no tenemos son los vehículos. Eso ha sido el talón de Aquiles que tenemos que atacar ahora: cómo hacemos que las grandes empresas de vehículos nos los vendan. El único suministrador que ha permitido comprar un número determinado de autobuses ha sido China con la marca BYD, y no hay más. El problema, según nos explican, es que los grandes empresarios de transporte requieren no solamente de la venta del vehículo, sino del mantenimiento, es decir, tener un concesionario al que recurrir en caso de que yo tenga para mantener mi unidad de transporte. 

Hemos hablado con México también porque ahí ensamblan vehículos para ver cómo nos acercamos a estos mercados, ya que tenemos tratado de libre comercio con México y con Estados unidos, pero no hay vehículos. 

Esa es la idea del foro que estamos organizando [para el 21 de noviembre]. Estamos trabajando con el Gobierno de Estados Unidos para desmitificar que Centroamérica es tan atrasada, tan subdesarrollada, que no somos capaces de comprar un vehículo eléctrico. 

En Honduras son 500 buses que quieren migrar a eléctricos, en Guatemala hay una licitación existente por 1.000 buses eléctricos y se han quejado de que solo ha llegado una compañía china, que es BYD; entonces no se puede licitar solo con una. Esos son los retos que tiene la región. El Gobierno de Nicaragua nos dijo: si hay suministro, yo estoy dispuesto a pasar un decreto que todos los carros que compre de hoy en adelante sean eléctricos, y tengo financiamiento para ellos. Lo que no tenemos es la oferta. Entonces, qué estamos haciendo: estamos haciendo este foro en Washington como una manera de tocarle la puerta al tío Sam en su casa para decirles: aquí estamos, queremos hacer negocios.

BNamericas: ¿A qué otros países se han acercado? 

Mossi: Fuimos a Taiwán y a Corea. En Corea vimos la fábrica y no quisieron venderme vehículos porque los iban a mandar a Estados Unidos. Incluso estamos en conversaciones con una compañía que se llama Blink para el tema del cargador, tenemos un fondo fiduciario coreano, pero cómo lo convencemos para comenzar a poner más de esos cargadores eléctricos, porque la experiencia de Blink nos dice que, si no ponen los cargadores, la gente no va a comprar. Lo bonito de Centroamérica es que ya hay países muy avanzados, uno va a El Salvador y ya hay cargadores eléctricos por todos lados, en Costa Rica ya hay, en Panamá dicen que hay, República Dominicana ya los tiene. Así que es un tema de acercar oferta y demanda. 

En Taiwán nos dijeron que necesitaban un socio para ensamblar los vehículos en el país de destino. El negocio de ensamblar no es complicado. Fuimos a la fábrica de ensamblaje en Taiwán y me asustó lo sencillo que es: es como armar un lego grande, y el perfil del personal que lo hace no es de ingenieros mecánicos eléctricos con maestría en ensamblaje de vehículos, estamos hablando de técnicos a quienes les enseñan cómo hacerlo. Ellos dicen que el negocio real del vehículo eléctrico es un negocio del manejo óptimo de la batería, hecho remotamente desde Taiwán. Lo hacen con todos los países con quienes tienen relaciones comerciales: India, Indonesia, Vietnam y Filipinas. Suena muy atractivo. 

Lo único que nos ha frenado un poco con Taiwán es que hasta hace poco comenzaron a levantar las limitantes de viaje, pero es el único que nos ha dicho que no tiene problemas con la cadena de suministro. En Corea, en esencia nos dijeron de limitantes de la cadena de insumos, entonces, todos los vehículos los están vendiendo a Estados Unidos y Europa porque ya están con pedido, ya había órdenes avanzadas. Es como el cuento de las vacunas: quién está primero en línea y con la billetera más grande. Esa es la señal que queremos darle a los manufacturadores: decirles que estamos listos para comprar los vehículos, obviamente no a nivel de retail

BNamericas: ¿Tienen un estimado de cuándo podría comenzar la sustitución de vehículos? 

Mossi: Firmamos un acuerdo con la organización internacional de energía, IEA, y ellos hablan de la sustitución de 1 millón de vehículos. Es un poco menos que eso, pero solamente en Honduras la meta que tenemos es sustituir 50.000 taxis, 500 buses de mediano alcance y motocicletas. El mercado es atractivo.  

BNamericas: Pero ¿aún no calculan cuándo podrían empezar a llegar los vehículos?

Mossi: Mi ambición es que el otro año comencemos porque ya el financiamiento está. Ya los fondos están disponibles y me están cobrando por tener los fondos sin hacer nada. En el foro que estamos organizando estamos invitando a los concesionarios más grandes de la región. 

BNamericas: Si pudiéramos hablar de un fondo para movilidad en Centroamérica en el BCIE, ¿de cuánto sería este fondo? 

Mossi: No son exclusivos para electromovilidad, pero hoy [10 de noviembre] firmamos un acuerdo de 250 millones de euros con [el banco alemán de desarrollo] KfW, que es para crecimiento verde resiliente, el cual incluye movilidad eléctrica y energías renovables. Tenemos US$270 millones con el fondo verde del clima, que son créditos que estamos dando al consumidor al 3,5%, cinco años y dos años de ganancia. Yo diría que en esencia tenemos unos US$650 millones disponibles para movilidad eléctrica y, si incluimos los trenes, llega a US$1.000 millones. Realmente la bolsa es muy grande, son fondos que hemos conseguido de entidades amigas, pero el BCIE también tiene fondos propios.

Suscríbete a la plataforma de inteligencia de negocios más confiable de América Latina. Permítanos mostrarle nuestras soluciones para Proveedores, Contratistas, Operadores, Gobierno, Legal, Financiero y Seguros.

Suscríbete a la plataforma de inteligencia de negocios más confiable de América Latina.

Otros proyectos en: Energía Eléctrica

Accede a información clave sobre miles de proyectos de Energía Eléctrica en Latinoamérica: etapas, capex, compañías relacionadas, contactos y más.

Otras compañías en: Energía Eléctrica (Guatemala)

Accede a información clave sobre miles de empresas de Energía Eléctrica en Latinoamérica: proyectos, contactos, accionistas, noticias relacionadas y más.

  • Compañía: Corporación General de Tractores S.A  (Gentrac)
  • Corporación General de Tractores S.A (Gentrac) es filial del grupo peruano Ferreycorp S.A.A. en Guatemala. Su principal línea de negocio consiste en el arrendamiento, venta y di...
  • Compañía: Recursos Naturales y Celulosas S.A.  (Renace)
  • La empresa guatemalteca Recursos Naturales y Celulosas S.A. (Renace) es parte de la empresa multinacional centroamericana Corporación Multi Inversiones, con presencia en 13 país...
  • Compañía: Wärtsilä Guatemala S.A.  (Wärtsilä Guatemala)
  • Wärtsilä Guatemala S.A., filial de la multinacional finlandesa Wärtsilä, ofrece servicios y soluciones para embarcaciones y plantas eléctricas. En 2002, se adjudicó un contrato ...
  • Compañía: Energía del Caribe S.A.  (Energía del Caribe)
  • Energía del Caribe S.A. es una firma guatemalteca propietaria de la central transfronteriza Monterrey Flexicycle, de 139MW, que actualmente se desarrolla cerca de la ciudad de M...
  • Compañía: Duke Energy Guatemala
  • La compañía de generación eléctrica Duke Energy Guatemala, unidad de la estadounidense Duke Energy, comenzó a operar en el país centroamericano en 2000. Cuenta con cuatro estaci...