Brasil
Reportaje

Qué esperar de la administración de Lula en el sector energético de Brasil

Bnamericas Publicado: jueves, 03 noviembre, 2022
Qué esperar de la administración de Lula en el sector energético de Brasil

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, promoverá cambios en los sectores de petróleo, gas y electricidad, posiblemente con un sesgo más desarrollista alineado con la ideología del Partido de los Trabajadores (PT) que lidera.

Sin embargo, no es de esperar que Lula introduzca medidas radicales, como cancelar contratos vigentes o procesos de privatización en marcha.

Sobre la base de una coalición de fuerzas integrada por múltiples partidos políticos —incluidos algunos de derecha— tanto en el ámbito ejecutivo como el legislativo, su administración tendrá que ser ante todo pragmática.

Luan Alves, analista de VG Research, cree poco probable que el nuevo mandatario introduzca cambios importantes en el statu quo de las agencias reguladoras, especialmente en el sector eléctrico.

“Revertir el proceso de privatización de Eletrobras, por ejemplo, tendría un gran costo político y financiero para el gobierno, además de la percepción de riesgo institucional dentro del sector de mayor credibilidad entre los reguladores”, señaló a BNamericas.

Alves agregó: “Tampoco prevemos un retroceso en la agenda de apertura del mercado liberado [no regulado]. El punto de incertidumbre en el sector son las renovaciones de concesiones en el sector de distribución”.

Durante las elecciones, Lula aseguró ser contrario a la venta de “empresas públicas de excelencia”, como la eléctrica estatal de Minas Gerais Cemig y la petrolera estatal Petrobras, que fue incluida por el presidente Jair Bolsonaro en el programa federal para estudios de privatización.

Mário Braga, analista sénior de Control Risks para Brasil, sugiere que Petrobras y otras empresas estatales volverán a percibirse como instrumentos del gobierno para implementar políticas públicas.

Es probable que se afine el foco en las expansiones de refinerías y en medidas para convertir parte de las ganancias de la compañía en reinversión o ingresos, como la implementación de un "impuesto a las ganancias extraordinarias", puntualizó.

“En eventuales escenarios de impacto de precios, el gobierno también debería adoptar medidas extraordinarias para mitigar el impacto en la inflación”, agregó Braga.

El analista no descarta acuerdos con el Congreso Nacional para revisar algunas de las reglas aprobadas en el paquete de privatización de Eletrobras, como la contratación de plantas a gas natural en el interior del país.

Las medidas que tienen impacto en los precios de la energía, como el cambio en las tasas de impuesto o las negociaciones para influir en las decisiones del regulador, estarán entre los tipos más probables de interferencia política, especialmente en un escenario de precios vertiginosos, advirtió.

La energía renovable seguirá siendo prioridad en medio de los esfuerzos por diversificar la matriz energética brasileña y reinsertar al país en el escenario mundial como actor importante en temas como el cambio climático y la transición energética.

En este sentido, se podrían esperar incentivos fiscales o líneas de crédito subvencionadas para la construcción de parques eólicos y solares o la producción de hidrógeno verde, plantea Braga.

“No anticipamos cambios significativos en los marcos regulatorios aprobados recientemente, como el de construcción de parques eólicos marinos, pero debería haber una mayor fiscalización en la obtención de permisos ambientales como resultado de la retórica más estricta de defensa del ambiente”, sugirió el experto.

PETROBRAS

Uno de los cambios previsibles del nuevo Gobierno Federal es una modificación a la política de precios de los combustibles de Petrobras, que está indexada al precio internacional del petróleo y el tipo de cambio.

La idea es crear referencias regionales que tengan en cuenta los precios nacionales y de importación.

Con Lula, los procesos de venta de las refinerías Abreu e Lima (RNEST), Presidente Getúlio Vargas (Repar), Alberto Pasqualini (Refap) y Gabriel Passos (Regap) podrían detenerse si no se completan antes de que termine la administración de Bolsonaro a fin de año.

“Efectivamente, hay una posibilidad de que la empresa pueda dejar de avanzar con el programa de desinversiones en refinerías y, de hecho, ese escenario va tomando forma a medida que el gobierno de Lula anuncia los nuevos nombres que estarán a cargo de la empresa”, señaló Alves.

Entre esos nombres está el del senador Jean Paul Prattes, quien probablemente reorganizaría las inversiones de Petrobras con el objetivo de crear una cartera más diversificada que incluya energías renovables e hidrógeno verde.

Es poco probable que Lula suspenda los contratos firmados para la venta de la unidad de industrialización de hidrocarburos de esquisto (SIX) a Forbes & Manhattan Resources, la refinería Isaac Sabbá (Reman) a Atem Distribuidora, y Lubrificantes e Derivados do Nordeste (Lubnor) a Grepar Participações, los cuales tienen pendiente la aprobación regulatoria.

El nuevo presidente electo pretende ampliar la capacidad nacional de refinación para reducir la exposición de Brasil a las importaciones de combustible, pero aún no ha decidido si esto lo hará exclusivamente a través de Petrobras, dijo a BNamericas una fuente ligada a la materia.

Otra posible iniciativa es obligar a la construcción de nuevas FPSO en astilleros nacionales a través de una política de contenido nacional, significativamente debilitada después de la investigación de corrupción Lava Jato y la destitución de la expresidenta del PT, Dilma Rousseff.

Si bien los inversionistas están preocupados por el regreso de Lula a la presidencia dado su papel en el escándalo Lava Jato, Petrobras es ahora una empresa muy distinta en lo fundamental, según un nuevo informe de Fitch Ratings.

“Hay pocas razones económicas para interferir con Petrobras. Pero hay un beneficio político considerable al hacerlo, como la creación de empleo y la influencia en los lineamientos con consecuencias políticas”, señaló Saverio Minervini, director sénior de Fitch, en una declaración.

Para la agencia calificadora, hay probabilidad de cambios en la política microeconómica, pero debieran ser graduales en lugar de una reversión abrupta de la legislación y normas vigentes.

GAS NATURAL

Rivaldo Moreira Neto, presidente ejecutivo de Gas Energy, ve poco margen para revertir el cambio que se ha venido dando con la venta de activos de Petrobras y el nuevo marco regulatorio para el sector de gas natural.

"El ambiente de negocios ya ha evolucionado y revertir esto tendría un costo político muy grande, ciertamente no trivial", dijo a BNamericas.

Sin embargo, la apertura del mercado, que aún depende, por ejemplo, de que más actores tengan acceso a la infraestructura de flujo y procesamiento de gas de Petrobras, podría ocurrir a un ritmo más lento.

“El PT tiene una línea histórica de poner a Petrobras al centro y reforzar su papel como inductor de desarrollo. Entonces puede haber un conflicto con la agenda del momento, que es reducir la concentración y aumentar la competencia”, precisó Moreira Neto.

BIOCOMBUSTIBLES

Hoy, el motor del programa federal de biocombustibles RenovaBio es la generación, adquisición y retiro de créditos de descarbonización (CBios), cuya compra es obligatoria para las distribuidoras locales de combustibles.

El comité del programa revisó recientemente a la baja los objetivos de compra de CBio para 2023 a partir de este año.

"Puede ser que el nuevo gobierno plantee objetivos más agresivos para el programa precisamente en medio de la agenda ambiental que trae consigo", dijo a BNamericas Bruno Cordeiro, analista de inteligencia de mercado de Stonex.

PROFUNDA TRANSFORMACIÓN

Jademir Santana, gerente de riesgos estructurados y financieros de BMG Seguros, indicó que es probable que los sectores de petróleo, gas y electricidad experimenten el comienzo de una marcada transformación, en la que el monitoreo y la gestión del ciclo de precios ya no serán los únicos aspectos a considerar.

“La salud financiera, la seguridad jurídica y los criterios ESG tendrán un papel cada vez más importante en las transacciones de inversión, seguidos del compromiso de reducción de emisiones. Estos supuestos ya desempeñan un papel cada vez más importante en los negocios e inversiones en general”, dijo a BNamericas.

En opinión de Santana, se necesita un desarrollo conjunto entre el gobierno y el sector privado para que el entorno sea en general más favorable para la inversión en infraestructura en Brasil, que repetidamente ha invertido menos de lo necesario para promover el crecimiento económico y sostenible.

Agregó que la agenda del sector eléctrico debe abordar temas como las fuentes de generación renovables e intermitentes con costos decrecientes, los impactos sistémicos de las mayores posibilidades de la generación distribuida, tecnologías de medición más avanzadas y el establecimiento de un nuevo marco regulatorio a través del “proyecto de ley de modernización” del sector (PL 414/2021), actualmente en análisis en el Congreso Nacional.

En cuanto al sector de petróleo y gas, debe haber desverticalización del mercado de gas, continuidad en el otorgamiento de licencias de hidrocarburos y eficiencia en la refinación, agregó Santana.

LICITACIONES DE PETRÓLEO, GAS Y ELECTRICIDAD

Aline Penteado, gerente de negocios estructurados de BMG Seguros, señaló que el calendario de licitaciones de energía para 2023 y 2024 ya está definido, con subastas de capacidad de respaldo en marzo, generación en agosto, servicios para un sistema aislado en octubre, capacidad de respaldo y generación en noviembre y suministro de plantas existentes en diciembre.

La analista cree que, con Lula, seguirán adelante los nuevos proyectos de producción o uso de hidrógeno verde, lo que incentivará la producción y el almacenamiento del combustible de cero emisiones obtenido a partir de energías renovables.

Penteado agregó que las rondas de oferta permanente y producción compartida ya están en marcha y es poco probable que cambien con el nuevo gobierno.

"Con respecto al sector de petróleo y gas, existe la expectativa de que la privatización de Petrobras no se lleve a cabo durante el próximo gobierno, por lo que no se alterará el formato de los actuales contratos de concesión", dijo a BNamericas.

Suscríbete a la plataforma de inteligencia de negocios más confiable de América Latina. Permítanos mostrarle nuestras soluciones para Proveedores, Contratistas, Operadores, Gobierno, Legal, Financiero y Seguros.

Suscríbete a la plataforma de inteligencia de negocios más confiable de América Latina.

Otros proyectos en: Energía Eléctrica (Brasil)

Accede a información clave sobre miles de proyectos de Energía Eléctrica en Latinoamérica: etapas, capex, compañías relacionadas, contactos y más.

Otras compañías en: Energía Eléctrica (Brasil)

Accede a información clave sobre miles de empresas de Energía Eléctrica en Latinoamérica: proyectos, contactos, accionistas, noticias relacionadas y más.